Volkswagen aparca el proyecto de lanzar un cambio DSG de 10 velocidades, ¿por qué ese cambio de estrategia?

 |  @davidvillarreal  | 

¿Cuál es el futuro de los cambios DSG de Volkswagen? Durante años, el Grupo Volkswagen ha apostado con firmeza por los cambios automáticos de doble embrague, en prácticamente todas las gamas de producto. Y hemos de reconocer que su apuesta ha funcionado, por su éxito comercial y por conseguir convertirse en unas de las siglas más reconocidas de la industria y de las marcas del grupo alemán. Ahora bien, ¿cuál será el siguiente paso? Aunque a menudo insistimos en que, según la aplicación, existen alternativas tan adecuadas o incluso más que el cambio de doble embrague, como los variadores continuos o los cambios de convertidor de par, el futuro de Volkswagen sigue entendiéndose en clave DSG. Por otro lado, hasta hace poco pensábamos que la evolución del cambio DSG llevaría a Volkswagen al lanzamiento de cambios con más relaciones de cambio, con hasta 10 velocidades. Pero ya podemos confirmar que, oficialmente, el cambio DSG de 10 velocidades ha muerto antes de nacer.

La oferta de cambios DSG de Volkswagen ya era lo suficientemente completa como para cubrir todo el espectro de su gama de productos. Así las cosas, nos encontramos con cambios DSG diseñados para aplicaciones transversales y longitudinales, con embragues secos y bañados en aceite, con seis y siete relaciones de cambio, y adaptadas para lidiar con motores con un par máximo a la salida del cigüeñal de 250 Nm, de 400 Nm y de hasta 600 Nm.

En 2013 se nos presentaba un avance, en fase de prototipo, de un nuevo cambio DSG de 10 relaciones basado en el DSG-7 (DQ500) con embrague bañado en aceite. Una nueva transmisión que podría emplearse en motores de hasta 550 Nm. Aunque finalmente todo apunta a que no llegará a los concesionarios.

Presentado en 2013, el cambio DSG de 10 relaciones se antojaba como el futuro de los cambios de doble embrague del Grupo Volkswagen

¿Por qué Volkswagen apostaba por un cambio DSG de 10 velocidades?

Volkswagen había decidido aumentar las relaciones de cambio del sistema DSG con un objetivo muy concreto, mejorar la eficiencia, y por ende los consumos de sus coches. Con más relaciones de cambio, un motor puede mantenerse durante un mayor tiempo al régimen de revoluciones óptimo para obtener el mejor rendimiento del motor, con el menor consumo. Por contra, nos encontraríamos con una transmisión más compleja, que involucraría el trabajo de más piezas, y previsiblemente ocuparía un mayor espacio y sería más pesada que las empleadas actualmente.

Aunque Volkswagen mencionó en su día que los handicaps de este nuevo cambio DSG, para llegar a ofrecer 10 relaciones, no serían tan importantes y que su eficiencia compensaría con creces estos defectos.

Con 10 relaciones de cambio, este DSG permitiría que el motor trabajase durante más tiempo a un régimen de revoluciones óptimo en términos de eficiencia y consumo

¿Por qué ha descartado Volkswagen el lanzamiento del DSG de 10 velocidades?

En Automotive News publicaban que, según Friedrich Eichler, responsable de desarrollo de motores y transmisiones de Volkswagen, el proyecto del DSG de 10 velocidades había sido aparcado, indefinidamente, hace dos meses. No es la primera vez que escuchamos que Volkswagen ha replanteado su estrategia, pero sí sería la primera en la que, aparentemente, un responsable de desarrollo anuncia oficialmente este cambio de planes.

A tenor del entusiasmo con que Volkswagen defendió este desarrollo, intuimos que la mejora obtenida no compensa los costes asociados a su fabricación y su lanzamiento. Pero no hay que ser demasiado atrevido para entender que, muy probablemente, el escándalo de los diésel destapado en Estados Unidos ha sido crucial para que Volkswagen decida aparcar el proyecto del DSG de 10 relaciones. No tanto por las consecuencias económicas que el escándalo ha tenido en el Grupo Volkswagen, sino sobre todo por el cambio de mentalidad que ha provocado en la industria.

Aunque la relación entre el escándalo de los diésel en Estados Unidos no sea directa, ni evidente, muy probablemente ha influido para que Volkswagen aparque el proyecto del DSG de 10 relaciones

Es lógico suponer que un cambio de estas características obtendrá un gran beneficio, a nivel de consumos, y emisiones, haciendo que el motor trabaje a un régimen de revoluciones adecuado en los ciclos de homologación utilizados hasta la fecha. Un beneficio probablemente superior al que experimentaríamos en condiciones reales. Pero la industria ya está comenzando a afrontar un nuevo periodo en el que, tras el escándalo de los diésel de Volkswagen, y el cambio de mentalidad de nuestros gobernantes, necesariamente tomará mayor importancia un nuevo modelo de homologaciones basado en ciclos más realistas.

Con los nuevos protocolos de homologación de consumos y emisiones, es probable que la ventaja obtenida en protocolos de homologación como el NEDC se atenúe hasta el punto en que lanzar la tecnología no sea viable, y sea más efectivo apostar por tecnologías como la hibridación

Y con este panorama hemos de suponer que las ventajas que podría ofrecer un cambio DSG de 10 relaciones habrán menguado notablemente, ganando importancia otros sistemas que serán cruciales en los próximos años, como sistemas híbridos de muy diversa índole. Con lo cual, es muy probable que el Grupo Volkswagen centre su ataque tecnológico en sistemas que, más allá de los eléctricos que llegarán en los próximos años, y los híbridos enchufables que ya comercializan desde hace años, supondrán la introducción de sistemas híbridos económicos como apoyo a los motores térmicos, que muy probablemente sí ofrecerán mejoras sustanciales en la reducción de consumos y emisiones de sus productos.

En la industria, mientras tanto, otros fabricantes ya están apostando por las cajas de cambios de 10 velocidades, como Ford y General Motors.

  • morrillu

    Hombre, igual los tiros van por también por aquí: https://www.diariomotor.com/noticia/futuro-caja-de-cambios-bmw-m/

    Eso sin contar que para vehículos “normales” el incremento del precio del coche por el coste de la caja de cambios así como un mantenimiento más caro y una merma de la fiabilidad seguramente no compense ni a la manual, ni a la de convertidor de par.

    Yo siempre he estado mosca viendo que Honda nunca ha lanzado una caja de cambios de doble embrague en modelos asequibles (y eso con el mercado americano y Acura), más si tenemos en cuenta que en motos sí la usa en su gama VFR y NC.

    Al final igual fueron los más listos de clase, y eso que tienen la patente de una caja con 11 marchas y 3 embragues (https://www.diariomotor.com/2016/08/28/3-embragues-11-marchas-caja-cambios-honda/), y dejaron la tecnología de la caja de cambios de doble embrague para el NSX, donde realmente sí se le puede sacar partido.