CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

El nuevo V8 atmosférico de Chevrolet cubica 10,4 litros... ¡y desarrolla 1.018 CV!

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 22 Oct 2021
Chevrolet Zz632 P
Chevrolet Zz632 P

Los "crate engines" son un concepto desconocido en Europa. Son motores listos para ser montados en cualquier coche, un paquete "plug and play" orientado a modificar las prestaciones de cualquier coche. Son muy comunes en el mundo del drag racing, o en competición, pero también son relativamente comunes en coches de calle modificados. Este es un mercado dominado por EE.UU. - su principal mercado - y son los fabricantes de Detroit los que producen la mayor parte de estos motores. En pleno 2021, Chevrolet Performance presenta el más potente e incorrecto hasta la fecha.

Parece que estuviéramos en una realidad paralela. Mientras Europa no cesa en su empeño de aniquilar la combustión interna en un periodo inferior a los diez años, Estados Unidos presenta un V8 atmosférico big block de 632 pulgadas cúbicas de cilindrada. Para los que usamos el sistema métrico, hablamos de un motor de 10,35 litros de cubicaje. Cada uno de sus cilindros tiene más desplazamiento que muchos motores de coches modernos. Este V8 de dos válvulas por cilindro y esquema push-rod, afortunadamente, prescinde de la carburación.

Es una evolución del ZZ572, de sólamente 9,4 litros de cilindrada.

Y no lo digo a la ligera: muchos motores diseñados para el drag racing y no pocos crate engines aún emplean primitivos pero probados carburadores. El ZZ632/1000 V8 de Chevrolet Performance emplea un sistema de inyección indirecta de combustible, controlada electrónicamente, que rocía el combustible en el colector de admisión, en pleno ciclo de admisión. Las especificaciones de este motor son apabullantes: desarrolla 1.018 CV de potencia a 7.000 rpm, acompañados de un par máximo de 1.188 Nm a 5.600 rpm. De nuevo, os recuerdo que este es un motor atmosférico.

Para lograr semejante potencia la cilindrada es imprescindible, pero este es un motor diseñado para soportar todo tipo de abusos. Es por ello que su bloque es de hierro fundido, mientras que pistones, bielas y cigüeñal son de acero forjado. Sus culatas están mecanizadas a partir de un bloque sólido de aluminio. Lo mismo ocurre con su colector de admisión, coronado por un enorme filtro de aire circular. Su precio no ha sido aun anunciado, pero sabemos que se pondrá a la venta a principios del año 2022 a través de los canales habituales de Chevrolet Performance.

Este motor es capaz de funcionar con combustible convencional de 98 octanos (93 RON).

Será un duro rival para el Hellephant de Dodge - un crate engine de 1.000 CV de potencia y siete litros - y el futuro Megazilla de Ford, basado en el diseño de 7,3 litros de las pick-up heavy duty. Mientras tanto, en Europa, seguimos a pleno ritmo hacia la electrificación.

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS