Todo lo que debes saber antes de laminar tus lunas: ventajas, homologación, ITV…

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
Tintar Laminar Lunas Ventajas Sol Conducir

En pleno mes de julio y con el mercurio rozando los cuarenta grados a la sombra no se me ocurre mejor momento para laminar o tintar los cristales de tu coche, y es por ello que te vamos a contar todo lo que debes saber antes de hacerlo, como qué implica de cara a la ITV y cuáles son su ventajas e inconvenientes.

 

¿Cuál es la diferencia ente un cristal tintado y laminado?

Fabian Kirchbauer Photography
Antes de nada convendría aclarar la diferencia entre cristales tintados y laminados, ya que aunque parezca que se trata de lo mismo, no lo es. Los primeros son los que equipa cualquier coche de fábrica, y no es necesaria ninguna homologación ni incluirlos en el seguro, puesto que es un extra como podría ser un enganche de remolque. Para oscurecer los vidrios se utiliza un proceso eléctrico denominado deep dipping, adquiriendo el propio vidrio esa tonalidad oscura.

Cuando hablamos de cristales tintados nos referimos a los equipados en fábrica, mientras que los cristales laminados consisten en adherir posteriormente una lámina oscurecida.

En cambio, cuando nos referimos a un cristal laminado se trata de un vidrio normal y corriente al que se le ha adherido una lámina oscura, generalmente por la cara interior del mismo. Estas láminas, que pueden suministrarse cortadas según la forma y tamaño del cristal de nuestro coche, o en formato estándar para recortarlo in situ, deben estar homologadas, y en cada una de ellas aparecerá la marca o sello del fabricante. De esta forma, además de cumplir con la actual legislación, nos aseguramos que esas láminas tienen un mínimo de calidad al haber superado una serie de ensayos por parte de Industria, entre los que se exige que no aparezcan burbujas con un diámetro superior a 2 mm y un mínimo en cuanto adherencia.

Así pues, al hilo de la calidad de estas láminas, conviene que decir que como en cualquier producto existe una gama baja, en las cuales la lámina consiste en un vinilo, siendo estas las de peor calidad, y una gama más premium que son las ofrecidas por marcas como Solarcheck o Carglass, partiendo los precios desde los 50 euros para las de vinilo, hasta los 200 en el caso de estas últimas, dependiendo siempre del número y tamaño de las lunas de nuestro coche. Un buen indicador de la calidad de las láminas es la duración de la garantía ofrecida, siendo recomendable que ésta sea superior a los 5 años.

 

Laminar cristales: normativa e ITV

Tintar Laminar Lunas Ventajas Estacion Itv
Como ya hemos adelantado, las láminas deben ser homologas y aparecer en todas ellas el sello del fabricante, además, debes de tener siempre entre la documentación del coche el certificado de homologación de las mismas, el cual deberían haberte entregado en el taller donde las instalaste. Sin embargo, no es necesario que esta modificación consta en la ficha técnica, ni requiere de ningún proyecto técnico de homologación, ni tampoco se precisa que acudas a realizar un inspección ITV extraordinaria, por lo que en este aspecto estamos de suerte.

Por el contrario, la ubicación y tonalidad de las láminas deben cumplir ciertos requisitos. No son válidas aquellas que proporciones una opacidad del 100 %, y tal y como se indica en el artículo 19 del Reglamento General de Circulación y en el Artículo 2 de la Orden ITC/1992/2010, las láminas adhesivas (o cortinillas, si es el caso) no podrán estar situadas en el campo de visión del conductor en 180° en adelante, es decir, no se pueden instalar ni en el parabrisas ni en las ventanillas delanteras, además de que el vehículo debe llevar dos espejos retrovisores exteriores que cumplan las especificaciones técnicas necesarias.

Las láminas instaladas deben ser homologadas, y nunca las puedes instalar en la luna y ventanillas delanteras. Además, tu coche debe contar con dos retrovisores exteriores.

No obstante, existentes exenciones a estas normas, y esas son los casos de coches oficiales, vehículos de cuerpos y fuerzas de seguridad, así como usuarios protegidos y aquellos que cuentan con ciertas patologías médicas (y su correspondiente certificado) en las que no es recomendable la incidencia del sol.

Incumplir esta normativa en cualquiera de sus puntos, bien por circular con unas láminas no homologadas, o por haber laminado las lunas delanteras, supondrá una sanción de hasta 200 € que no conllevará pérdida de puntos.

 

Ventajas e inconvenientes

Null Null
Laminar las lunas de nuestro coche lleva aparejadas más ventajas allá de una mejor estética y protegernos del sol, entre las cuales podemos destacar:

Estética: es innegable que en ciertos coches el efecto que causa unos cristales oscurecidos es realmente bonito y realza su estética, siendo este uno de los principales motivos por los que los conductores optan por esta solución.

Mayor privacidad: el hecho de contar con unos cristales oscuros nos otorga una mayor privacidad, ya que estaremos a salvo de miradas indiscretas y de curiosos. Así mismo, también mantendremos los objetos que hay en su interior fuera de la vista de los amigos de lo ajeno, evitando en cierta medida el robo de los mismos.

Protección frente al sol: un cristal laminado llega a filtrar más del 90 % de la radiación UV procedente del sol, y con ello el riesgo de aparición de enfermedades como el cáncer de piel, y de una forma más práctica, también reduce la fatiga visual o las posibilidades de sufrir una quemadura solar.

Mayor seguridad en caso de accidente, ya que al sufrir un impacto la lámina adhesiva impedirá que los fragmentos de los cristales salgan despedidos e impacten contra nosotros, si bien es cierto que las lunas empleadas en automóviles contemplan estas casuísticas, nunca está de más un “escudo extra”.

Reducen el riesgo de sufrir deslumbramientos, tanto los causados por un vehículo que circule de tras nuestra con las luces largas o los faros mal regulados, así como los provocados por en el sol en las primeras horas del día y las últimas de la tarde.

Reducen la temperatura interior del habitáculo al dejar pasar menos luz y radiación solar, por lo que podrá configurarse el climatizador a una temperatura superior y ahorrar unas décimas de litro en cuanto a combustible.

En cuanto a los inconvenientes nos encontramos con una menor visibilidad trasera en días nublados o de noche, así como una mayor dificultad al aparcar o realizar maniobras marcha atrás en esas circunstancias o en el interior de un garaje. Igualmente, contaremos con una menor luminosidad dentro del habitáculo y deberemos informar a nuestro seguro de la instalación de dichas láminas, para en el caso de rotura de alguna luna nos abone también la lámina, lo cual supondrá con casi total seguridad un aumento de la prima.

Más sobre cómo ahorrar y verano en Diariomotor:

- Cómo evitar las averías más habituales de los diésel este verano
- Desmontando mitos: 6 hábitos de conducción que no te ayudarán a ahorrar combustible
- Cómo ahorrar combustible en tu coche diésel o gasolina este verano: cuándo abrir ventanillas o usar el aire acondicionado
- 10 consejos para reducir el consumo de combustible de tu coche
- Cómo ahorrar combustible, diésel o gasolina, en tus viajes en coche este verano
- Diésel y gasolina de invierno: los problemas de usar combustibles en la época equivocada

Ver todos los comentarios 0