Cuando una empresa automovilística desaparece - ya sea por venta o quiebra - suele haber muchas víctimas. Por un lado, sus cientos o miles de empleos directos, sin contar una industria auxiliar que puede que no sobreviva. Además, edificios, maquinaria, prototipos y vehículos terminados o semiterminados. Marussia dejó de producir coches hace un año, cuando varios de sus miembros abandonaron la empresa para dirigir un instituto técnico estatal. La empresa desapareció, al igual que el equipo de Fórmula 1.

Continuar leyendo »

Tras la triste desaparición de la escudería española HRT a finales del año pasado, la zona baja del pelotón se prometía para esta temporada bastante escasa de alicientes, toda vez que los problemas que ya empezó a sufrir Caterham en 2012, no sólo se empeñan en persistir, sino que parecen volverse más profundos e inquietantes conforme va avanzando el tiempo y Marussia F1 Team en realidad, nunca ha contado demasiado.

Continuar leyendo »

25 de marzo de 2013

Hace ya tiempo que en Diariomotor hablamos de vez en cuando de Marussia, un fabricante ruso de superdeportivos y vehículos de lujo que comenzó a sonar hace ya cerca de cinco años. Tras la presentación de varios prototipos, en septiembre de 2010 dieron el paso definitivo al anunciar la apertura de su primer concesionario en Moscú y comenzar a aceptar los primeros pedidos del Marussia B2, un coche que ha llegado a producción sin apenas cambios estéticos respecto al prototipo de 2009.

Continuar leyendo »

8 de mayo de 2012

Desde Rusia con amor llega Marussia, un constructor de automóviles de lujo y deportivos ruso que después de demostrarnos que está listo para el inicio de su andadura comercial y no sólo eso, también para entrar por todo la grande en la Fórmula 1 (como uno de los patrocinadores más importantes de Virgin F1), nos adelantan que a lo largo de 2011 nos presentarán todo un despliegue de modelos que se lanzarán en los primeros concesionarios de la marca en los próximos años.

Continuar leyendo »

26 de diciembre de 2010

Hace unos días, unas palabras del siempre polémico Bernie Ecclestone cayeron como losas sobre las cabezas de los equipos que entraron esta temporada en la Fórmula 1. La acusación fue directa, sangrante y quizá excesiva, tal que así: “Hispania, Lotus y Virgin son una vergüenza. Hay que deshacerse de algunos de esos inválidos”. En lugar de quejarse, las tres escuderías se han puesto manos a la obra para evitar ser las cenicientas del Gran Circo.

Continuar leyendo »

12 de noviembre de 2010