Ser el propietario de un Mercedes 300 SL "alas de gaviota" no es algo sencillo. Se dejaron de producir hace más de 50 años, y las pocas unidades que se encuentran a la venta hoy día comandan precios que ya superan el millón de euros. Es el precio a pagar por uno de los clásicos europeos más cotizados de todos los tiempos, y posiblemente el Mercedes más bonito de todos los tiempos - con permiso de los 300 SLR de competición. Si tu presupuesto es más limitado, podrías optar por una buena réplica. Es el caso del coche que os presentamos hoy, que está a la venta por casi 200.000 euros.

Continuar leyendo »

De veras que me cuesta entenderlo, pese a que pueda entender la lógica económica tras estos movimientos. Este precioso Mercedes 300 SL Roadster fue adquirido en 1963, y desde 1972 se ha conservado en un garaje climatizado en Suecia, sin moverse un sólo milímetro por sus propios medios. Su propietario lo disfrutó durante sólamente 1.372 km, para después guardarlo bajo llave y venderlo casi 50 años después. Esta unidad acaba de ser subastada por Artcurial en Le Mans, batiendo todos los récords de precio establecidos hasta la fecha para los 300 SL. La pregunta es, ¿habrá merecido la pena?

Continuar leyendo »

Los Mercedes 300 SL fueron coches extremadamente adelantados a su tiempo. Fue el coche que cambió la imagen de marca de Mercedes tras la Segunda Guerra Mundial, y uno de los pioneros en tecnologías que hoy damos por hechas. Fue el primer coche de producción en equipar un sistema de inyección de combustible. Este sistema desarrollado por Bosch no se convertiría en la norma para motores de gasolina hasta finales de los años 80. Además, era un coche de belleza arrebatadora, entonces y hoy en día. Mercedes respeta a sus mayores, y ha vuelto a fabricar piezas para uno de sus clásicos más cotizados.

Continuar leyendo »

Tal vez te cueste reconocerlo. Sin sus alas de gaviota y, sobre todo, sin su enorme estrella en la parrilla frontal, o sus branquias tras las aletas delanteras, el Mercedes 300 SL no parece el mismo. En 1954 nacía uno de los deportivos más famosos de todos los tiempos y el verdadero icono de Mercedes-Benz, el Mercedes 300 SL. Para conocer su variante descapotable, un deportivo con mucho encanto a pesar de haber renunciado a una de las soluciones técnicas más espectaculares del coupé, sus alas de gaviota, el mundo aún tendría que esperar tres primaveras. Presentado en el Salón de Ginebra, en marzo de 1957, el Mercedes 300 SL Roadster cumple 60 años.

Continuar leyendo »

El 12 de marzo de 1952 Mercedes - Benz presentaba a la prensa su primer coche de competición tras la Segunda Guerra Mundial, un aerodinámico coupé que competiría ese año en el Mundial de Deportivos. El 300 SL ganó aquel campeonato con dobletes en las 24 horas de Le Mans y la Panamericana, y se convirtió en la primera piedra del renacer de la marca. Cuatro años más tarde Mercedes había vencido en dos mundiales de Fórmula 1 y la versión de calle de su 300 SL tenía tal éxito en Estados Unidos que la revista Sports Illustrated decidió dedicarle un amplio reportaje. El 12 de marzo de 1956 salía publicado el extenso artículo de Kenneth Rudeen ilustrado a toda página por unas fascinantes imágenes del SL tomadas por el fotógrafo de guerra David Douglas Duncan. Quizá las más bellas fotografías tomadas jamás de un coche... y en las que apenas es posible distinguirlo. Unas fotografías cuyo relato es un paseo por la historia y el arte del siglo XX, desde Robert Capa a Picasso pasando por la Plaza Roja de Moscú. Hoy hace 60 años que vimos por primera vez "Los fantasmas de Sindelfingen".

Continuar leyendo »

Si hay un coche que ejemplifica la actual espiral ascendente del valor de cualquier automóvil clásico, es el Mercedes 300 SL. El precioso "alas de gaviota" ha aumentado su cotización en más de un 100% con respecto al medio millón de euros que se pagaba por un ejemplar hace 5 años. Sí, es imposible encontrar un 300 SL de segunda mano por menos de siete cifras. Esta locura, que en el fondo responde a la consideración del coche clásico como un refugio de valor - como las obras de arte - no siempre fue tal. Hace apenas 45 años, se podía comprar un Mercedes 300 SL usado por el precio de un coche corriente. Nos transportamos a 1970 para contaros la historia de dos alas de gaviota.

Continuar leyendo »

En Mercedes-Benz están realmente preocupados. Uno de sus modelos más clásicos y respetables, el Mercedes 300 SL, el auténtico e inimitable alas de gaviota de los años 50 está siendo fruto de ingratas réplicas. Digamos que en un castizo castellano Mercedes ha decidido coger el toro por los cuernos y detener esta proliferación de imitaciones antes de que sea demasiado tarde. La marca de Stuttgart sigue ostentando los derechos sobre el diseño de la carrocería de este fantástico deportivo y por ello cualquier recreación no autorizada será requisada y vilmente achatarrada.

Continuar leyendo »

En Diariomotor somos grandes fans del Mercedes 300 SL. El alas de gaviota fue uno de los primeros superdeportivos construidos después de la Segunda Guerra Mundial y fue todo un pionero en su época. Una de sus mayores innovaciones era un fantástico motor de 3.0 litros y seis cilindros en línea, que en 1954 desarrollaba la friolera de 215 CV de potencia. Era un motor pionero, el primero en la historia en usar inyección directa de combustible, con un rudimentario sistema mecánico.

Continuar leyendo »

Cuando pensamos en el Mercedes 300 SL a todos se nos viene a la cabeza el mítico “alas de gaviota” de mediados de los años 50, concretamente de 1954. En su época, un superdeportivo adelantado a su tiempo, de prestaciones impresionantes y un diseño que casi 60 años después sigue siendo una referencia, un icono. No obstante, antes del “alas de gaviota” se construyeron 11 unidades de otro Mercedes 300 SL, una versión previa usada como sujeto de pruebas, un experimento rodante de lo más exitoso.

Continuar leyendo »

De vez en cuando los aficionados al automóvil tenemos que contemplar historias que nos encogen el corazón. Hoy nos vamos a Japón de la mano de los editores de 7Tune, un blog muy recomendable sobre la escena tuning en el país del sol naciente. Se salen de la tónica habitual, pues gracias a un amigo – llamado Nick Itoh – han podido comprobar de primera mano el estado en el que se encuentra un precioso Mercedes 300 SL, tras nueve años sin moverse un milímetro del mismo lugar.

Continuar leyendo »