27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Honda FCX Clarity: el bastión de la apuesta por el hidrógeno

( @EugenioDomenech ) el

El primer sedán de emisión cero con célula de combustible impulsado por hidrógeno comenzó a comercializarse en 2008 en EEUU y en Japón. Fue desarrollado ya en los años 80 persiguiendo las cero emisiones.

Antes de ver las prestaciones de éste vehículo explicaré cómo funciona su motor eléctrico propulsado por las pilas de combustible generadoras de electricidad a partir del hidrógeno que es almacenado en el depósito.

La Pila de Combustible

Los átomos de hidrógeno (H2) se introducen en la pila donde se disocian liberando electrones que son conducidos gestionados por la PDU (Power Drive Unit). Además, cuenta con una batería de litio que almacena electricidad. Así que, la corriente eléctrica mueve el motor y el vehículo avanza. Dentro de la celda de combustible, dos átomos de hidrógeno se encuentran positivamente cargados y al encontrarse con el O2 (Oxígeno) se unirán creando H2O (agua) que saldrá por el tubo de escape.

También dispone de un sistema de recuperación de energía que se almacena en la batería. La energía cinética producida del frenado y desaceleración se convierte en electricidad y es conducida a la batería Ion Litio similar a cualquier híbrido.

Prestaciones

No olvidemos que el Honda FCX Clarity es un vehículo eléctrico y su motor funciona como tal imprimiendo sus 136 CV desde que es pisado el acelerador. Llega a los 100 Km/h en unos 10 segundos. El depósito presurizado almacena 171 litros de hidrógeno y se reposta en un tiempo similar a la gasolina. Un indicador circular se agranda y cambia de color indicando la cantidad de hidrógeno que se está comsumiendo para responder a los comandos del conductor. Es silencioso y no tiene vibraciones. Su punto más fuerte es su capacidad de autonomía de unos 460 km entre repostaje y repostaje.

Opinión Personal ¿Vehículo del futuro?

Creo que un vehículo tan capaz hoy por hoy de llevarnos a cualquier parte con esa gran autonomía es coche del futuro. Sólo necesita que se cree una industria de producción de hidrógeno y la implantación de surtidores (relativamente sencillo si se reconvierten las actuales gasolineras).

Una de las pegas que más fundamento tiene es que se gasta más energía eléctrica en la producción del hidrógeno ya que podría aplicarse directamente a la batería. A lo que hay que contestar que hay múltiples maneras de obtención entre ellas incluso biológicas con bacterias. Pero si lo reducimos sólo al proceso de electrólisis, creo que la defensa del hidrógeno sigue siendo sólida: Es una manera de almacenar la energía eléctrica. Es un paso indispensable para alcanzar la autonomía. Hay que verlo como un gasto en la compresión de la energía eléctrica para su uso óptimo y no como un desperdicio.

«Presénteme una batería que se recargue en un par de minutos y me de una autonomía de 400 km y no me haga promesas». Me atrevo, de nuevo, a hablar del Honda FCX como vehículo del futuro porque funciona como un vehículo del presente. Por lo menos ha sido un hito importante en la historia del automóvil al que miraremos atrás en unas décadas.

Pero la decisión final dependerá de tantos factores de lucha de intereses que no se puede decir a ciencia cierta qué tecnología alcanzará el monopolio energético. El miedo que tengo es que no siempre la mejor manera de hacer las cosas ha resultado vencedora. Sólo queda analizar los movimientos del sector y denunciar o elogiar los avances de ambas partes. Creo que el hidrógeno va más avanzado aunque el impulso de los eléctricos con batería están movilizándose con fuerza. ¿Será el canto del cisne? Me inclino levemente a pensar que el hidrógeno es una buena elección pero no me declaro incondicional a la espera de más análisis y propuestas.

Bienvenidos a la guerra por la energía del futuro.

Fuente: Honda
En Diariomotor: El Honda FCX Clarity Llega a España
Para saber más: Wikipedia: Pila de Combustible

Comentarios...

  1. Ulnar

    Me gusta mucho más la opción del gas (GLP) como opción a corto, medio y largo plazo.

    A corto plazo, un vehículo gasolina puede adaptarse ya hoy para funcionar a gas, por unos 1.400€ de coste de adaptación, y suele colocarse el depósito donde iría la rueda de recambio. Este sistema, completamente testado, ya funciona en Italia y Alemania con una fuerte imposición. Alarga la vida útil del motor de gasolina, pudiendo alargarse los cambios de aceite, y no sacrifica nada (salvo el dinero inicial y el espacio de la rueda de recambio, que hay que poner un kit de pinchazos), pues el coche pasa a poder moverse con gasolina (con su depósito), y cuenta con uno nuevo, que según el vehículo da unos 500km de autonomía a gas. Las ventajas a corto plazo son que el gas es MUCHO más económico que la gasolina, y se reducen las emisiones de CO2.

    A medio plazo, los depósitos de gas no son los mismos que los depósitos de petróleo, y tradicionalmente corresponden a países con mayor estabilidad política. Por lo que su suministro está asegurado. Además, siempre será más barato que la gasolina o diesel, pues el GLP es un subproducto que también se obtiene al procesar el diésel o gasolina. Finalmente, hasta 2018 en la UE no se puede cambiar los impuestos que se fijan sobre el GLP; por lo que su precio seguirá siendo estable pase lo que pase con la gasolina y el diésel.

    Pero donde realmente brilla el gas es a largo plazo, pues si logramos obtener hidrógeno de fuentes renovables con una eficiencia aceptable, el Hidrógeno + CO2 nos permite fabricar gas sintético, es decir, combinando hidrógeno + CO2 fabricamos el mismo gas que los vehículos que ya podríamos tener funcionando. Y el ciclo de producción neta de CO2 sería 0, pues el mismo CO2 que producirían los vehículos al circular, sería el CO2 que habríamos consumido antes para producir el gas. Es decir, sostenibilidad, 0 emisiones, y autonomía.

    Además, se pueden añadir a motorizaciones híbridas ya existentes, con lo que en el gas, a mi entender, está el futuro real de la automoción.

    Saludos cordiales.

  2. paganic9

    pues yo pienso que las marcas estan a favor del hidrogeno ya que honda claramente y BMW y mercedes benz segun rumores recientes apuestan por esta energía ahora solo faltaría que los gobiernos impusieran alguna ley del tipo de que todas las gasolineras tuvieran como mínimo un surtidor de hidrógeno a partir de 2014 por ejemplo.Una vez esto se haya realizado ya solo habrá que intentar convencer a la gente de que son buenos coches para comprar( esto se puede conseguir de varias formas como por ejemplo: las ayudas a la compra de estos vehículos o por ejemplo que se hicieran reportajes en las noticias de las principales cadenas televisivas o documentales sobre esto en cadenas más especializadas como national geographic o discovery channel)

No está permitido comentar.