27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Descubren grandes reservas de petróleo en la Guayana Francesa

( @reygarrido ) el

Las compañías petroleras Total y Shell han descubierto una bolsa de petróleo bajo la aguas profundas de la costa de la Guayana Francesa, a unos 150 kilómetros al noreste de la ciudad de Cayena. La búsqueda de crudo en esta zona se ha visto reforzada en los últimos años gracias a los yacimientos hallados en la costa norte del Brasil. Y es que los geólogos suponen que el subsuelo de la costa de Sudamérica debería de ser tan rico en petróleo como el Golfo de Guinea, ya que ambas zonas estuvieron conectadas en el pasado.

Según declaraciones de David Lawrence, del departamento de exploración de Shell, compañía que posee un 45% del proyecto, aunque aún es pronto para evaluar las reservas, parece que los resultados iniciales han sido alentadores. No obstante, según fuentes del canal de radio francés Europe1, las estimaciones hablarían de unas reservas de quinientos a mil millones de barriles: de dos a cuatro veces más que las que posee Arabia Saudita y de diez a veinte veces más que las de Estados Unidos.

La perforación del pozo, que comenzó en marzo, continuará durante los próximos meses. Actualmente se han excavado más de 5.700 metros bajo el nivel del mar, y está previsto que se llegue a los 6.000. Según McCoss Angus, jefe de exploración de Tullow Oil, empresa que explotará la reserva “este descubrimiento marca el inicio de un significativo potencial de exploración a largo plazo en la región”.

Esta es una de esas noticias por las que uno no sabe si alegrarse o echarse a llorar. Por una parte, está bastante claro que, de momento, la civilización depende total y completamente del petróleo. Agotar las reservas supondría una enorme catástrofe a nivel mundial, si no la mayor. La economía se desplomaría y caeríamos en un estado de escasez energética digno del siglo XVIII. Por otra parte, las consecuencias ecológicas de un aumento de las reservas petrolíferas debería hacernos temblar de miedo, aunque en este caso, según cita Europe 1, el cómputo global del descubrimiento equivaldría a una milésima del petróleo del mundo.

Si los hallazgos de este tipo siguen reproduciéndose a lo largo de la costa del continente americano, es posible que parte de los presupuestos que las petroleras destinan a proyectos de I+D+i en el campo de las energías renovables se vean frustrados en pro de los destinados a la exploración y el sondeo de nuevos pozos. Esperemos que este tipo de noticias no se conviertan en un impedimento para el avance hacia una sociedad sostenible y totalmente independiente de los combustibles fósiles.

Fuente: Le Parisien | Europe1
Imágenes: Takras | kiwi-bloke
En Tecmovia: Arenas bituminosas, una alternativa real al petróleo tradicional | Si el plástico viene del petróleo… ¡eureka! | No tires tu papel, guárdalo como combustible para el coche

Comentarios...

  1. A3551845

    Esta noticia te hace pensar en dos cosas, la primera, que es una escusa que viene en ‘mal momento’, para quizás pausar o ralentizar la investigación en energías alternativas en este caso aplicada a la automoción y lo segundo, que existiendo nuevas reservas con chorropecientos mil millones de barriles (o lo que sea) a buen seguro, que no lo notamos en los precios de los combustibles.

    1. Jorge Rey Garrido

      El hallazgo de nuevos pozos no va a suponer nunca una bajada en el precio de los combustibles, a no ser que las reservas se vean incrementadas en un número muy considerable. En primer lugar, porque una gran parte del precio del combustible se la llevan los impuestos. Y en segundo, porque las reservas mundiales de petróleo conocidas a nivel «espectador» no son más que especulaciones, estudios independientes y estimaciones de datos. 

      El cómputo global de barriles en reserva está archivado como el más alto secreto de cada país que las posee. La historia intrínseca a la producción de petróleo tiene muchos capítulos secretos, muchos misterios y, según parece, también muchos que todavía están en blanco.

No está permitido comentar.