CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Seguridad

3 MIN

El ESP ya es obligatorio en todos los turismos y vehículos industriales ligeros en la UE

Javier Onrubia | 4 Nov 2011

La seguridad vial está de enhorabuena y el motivo de celebración no podía ser otro que un paso hacia adelante en sistemas de protección: desde el día 1 de noviembre el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), es obligatorio en todos los automóviles de nueva matriculación que se introduzcan en la Unión Europea. Aunque no son los únicos que se beneficiarán de la normativa europea. Los vehículos industriales ligeros también han de acogerse a esta nueva medida.

Por ello, el sistema contra los derrapes y que en algunos modelos se ha estado incluyendo como una opción extra por la que había que pagar, pasa a ser de serie. Pero no todo acaba aquí. A partir del 31 de octubre de 2014 la medida se hará extensiva a todos los vehículos de nueva matriculación de la UE sin excepción alguna, algo que por ejemplo en el mundo de las dos ruedas es ahora una opción limitada a ciertos modelos, aunque creciente como lo ha sido el ABS.

ESP desde 1995

Bosch fue el encargado de desarrollar y fabricar en serie el ESP en 1995. En tan sólo 15 años, el 41% de los vehículos industriales ligeros y turismos incorporaban ya el sistema en todo el mundo. Si reducimos el foco a Europa, la cifra aumenta hasta el 63% de las nuevas matriculaciones, aunque según previsiones y con la adopción de nuevas medidas, en 2013 uno de cada dos turismos nuevos en todo el mundo incorporarán el control de estabilidad. En cantidad, la cifra aumenta a más de 50 millones de ESP suministrados hasta ahora.

El funcionamiento se nutre de sensores que comparan a una velocidad de 25 veces por segundo el ángulo del volante y la dirección real del vehículo. Ante resultados anómalos en los que el vehículo es susceptible de perder el control, el ESP interviene. Lo hace reduciendo el par motor del vehículo e incluso frenando las ruedas de forma selectiva de tal forma que se pueda posicionar el vehículo en la dirección correcta. Al ESP se incluyen las funciones ABS (sistema de frenada antibloqueo) y ASR (control de tracción).

Además la iniciativa de la UE viene a reforzar la ‘Década de la Seguridad Vial’ establecida por la ONU cuyo objetivo es reducir en un 50% el número de víctimas por accidentes de tráfico entre 2011 y 2020. Según Werner Struth, presidente de la división Chassis System Control de Bosch, “el ESP puede evitar hasta un 80% de los accidentes por derrape”. No está mal ¿verdad? Werner añadió que “después del cinturón de seguridad se ha convertido en el sistema de seguridad más importante de los vehículos”.

Fuente: Bosch En Tecmovia: Encuentro por la Seguridad Vial Laboral