Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor TecmoviaSearch Icon
Motos eléctricas
Logo Icon

5 MIN

KTM presenta la Freeride E: una eléctrica para uso lúdico

Las motos eléctricas para uso ‘off-road’ o de campo, empiezan a ver la luz y esta vez es el turno de la austriaca KTM la que enseña sus cartas: llega la KTM Freeride E, una moto concebida para ofrecer sensaciones puras de moto de campo pero sin olvidar su filosofía de ‘cero emisiones’.

Sensación de ‘off-road’ ya que su potencia es algo destacable. Su motor, de tipo sincrónico ofrece nada más y nada menos que 30 caballos, que es suficiente para afrontar terrenos difíciles e incluso practicar en circuitos. Las baterías son de ion-Litio y su voltaje es de 300V. Ya sabemos que al ser eléctrica también presenta numerosas ventajas e inconvenientes.

Sencilla de manejar

La primera ventaja es un par de 42Nm que se ofrece desde el primer momento y de forma constante. Además, la motocicleta ha sido pensada para ser de fácil manejo, sin caja de cambios ni embrague. Tampoco hay pedal de freno trasero. Las dos manetas están destinadas a frenar la máquina, la derecha para el delantero, la izquierda para el trasero.

Otra ventaja es el peso de la KTM: 95 kilos, una cifra muy positiva y que unido a su altura de asiento, (910mm), hacen una moto ágil y cómoda para la mayoría de estaturas.

Los inconvenientes vienen, naturalmente por el hándicap que sufren todavía los motores eléctricos. Lamentablemente las baterías se agotan en algo más de media hora, una autonomía limitada, aunque como este problema se sabía de antemano, en Austria antepusieron una solución práctica: un intercambio sencillo de baterías.

Es decir, cuando se agota la primera batería, se sustituye por una segunda y ponemos a cargar la primera. El tiempo de recarga es de hora y media, lo que al final sí nos obligará a hacer un descanso cuando se agote la segunda pila.

Mójala, ensúciala

Otra duda es si podemos ‘castigar’ la moto como lo haríamos con una de combustión sometiéndola a polvo, agua y otras características del campo y la respuesta es sí. Este sentido no debe preocupar ya que está preparada para soportar sin problemas estos elementos.

Pesa 95 kilos, ofrece unos 30 caballos y la facilidad para cambiar baterias alarga su autonomía

Por último nos queda la duda de cuánto puede costar, que por la moderna tecnología probablemente esté por encima de motos de combustión con caracterísiticas similares, aunque si lo que uno quisiera es una máquina para divertirse de forma puntual, probablemente una moto así llegue a ser una opción a tener en cuenta.

Fuente: KTM En Tecmovia: Las motos eléctricas se convierten en estrellas en el Salón de Milán, Husqvarna Concept E-go