Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Land Rover
Logo Icon

6 MIN

Land Rover DC100 Concept en 3 vídeos: tradición, pasión y tecnología para soñar

Los amantes del 4×4 están de enhorabuena. Después de más de 60 años, Land Rover presentó en el pasado Salón de Frankfurt un prototipo de lo que podría ser un corte total en la saga Land Rover Defender. Equipado con tecnología de ciencia-ficción, es capaz de medir la profundidad del agua, identificar el tipo de terreno que pisa, sacar sus garras para circular sobre hielo…

Os presentamos una pequeña recopilación de vídeos en los que es posible observar algunas de las habilidades de este concept en acción, mezcladas con conducción real en una presentación de prensa e imágenes estáticas. Las promesas tecnológicas del vehículo son realmente impresionantes, pero la marca ha llegado ya tan lejos en ayudas electrónicas a la conducción off-road que parecen, también, totalmente verosímiles.

La obsolescencia ha ido haciendo mella poco a poco en esta joya de la corona británica

Desde 1948, año de su lanzamiento, el icónico Land Rover Defender ha sufrido numerosas evoluciones sobre el modelo original, pero su fidelidad al esquema inicial tanto en lo estético como en lo técnico han ido arrinconando a este modelo hasta convertirlo en un artículo casi más romántico que práctico. Sus aptitudes todoterreno siguen estando ahí, pero la obsolescencia ha ido haciendo mella poco a poco en esta joya de la corona británica.

El Land Rover DC100 nos desvela algunas de las ideas que se encuentran actualmente en desarrollo

Nada menos que 63 años después de su lanzamiento inicial, Land Rover se atrevió a enseñarnos, hace sólo unos meses, lo que podría ser el aspecto (o los dos extremos del aspecto) de un posible sustituto de su mítico modelo. Los Land Rover DC100 y Land Rover DC100 Sport son también un escaparate tecnológico, que nos desvela algunas de las ideas que se encuentran actualmente en desarrollo por los ingenieros de la marca.

Desde el punto de vista tecnológico, la guinda del pastel será que, sobre una plataforma modular de aluminio, podrá albergar motorizaciones diésel, gasolina o híbridas y adaptarse a las diversas necesidades que se pueden plantear a un vehículo como este, tan lúdico como práctico dependiendo de las circunstancias.

El actual mando rotativo de los Discovery y Range Rover, selector manual de condiciones del terreno (ya de por sí maravilloso) pasaría a la historia

Comenzando con los gadgets, el denominado «Automatic Terrain Response» o Respuesta automática al Terreno es un sistema que permitirá al vehículo reconocer el terreno que pisa, a partir de los datos recibidos por una infinita colección de sensores, permitiendo adaptar el comportamiento del vehículo consecuentemente. El actual mando rotativo de los Discovery y Range Rover, selector manual de condiciones del terreno (ya de por sí maravilloso) pasaría a la historia remplazado por un cerebro electrónico.

Utilización de tres sónar, ubicados en el frontal y los retrovisores exteriores, que permiten determinar la profundidad del agua antes de introducir el vehículo

Otra novedad más que interesante es el llamado «Wade Aid» o Asistencia al vadeo. Consiste en la utilización de tres sónar, ubicados en el frontal y los retrovisores exteriores, que permiten determinar la profundidad del agua antes de introducir el vehículo y durante el vadeo, para mostrarla comparada con el máximo admisible en una pantalla de aviso en tiempo real.

Por cierto, los retrovisores exteriores no son un buen sitio para situar algo caro en un coche destinado a meterse por donde sea. En el mejor de los casos suelen acabar plegados contra la ventanilla, no precisamente de forma suave.

Son también llamativas las «On demand Spyked Tyres» o Ruedas con clavos retráctiles que, mediante un ingenioso sistema de doble cámara con inflado a voluntad nos permite extraer una especie de pinchos de la superficie del neumático para mejorar el agarre sobre hielo y nieve, al estilo crampones. Sólo falta el piolet.

¿Se acabó hacer el bestia con el Land Rover, «a ver si pasa»?

Una pequeña reflexión para cerrar esta presentación de gadgets 4×4 me viene a la mente. En una reciente experiencia off-road con un Nissan Patrol de 1983 y un Terrano de 1998 a través de pistas forestales y cortafuegos repletos de barro (experiencia divertida y recomendable, donde las haya) creo que lo mejor era la sensación de reto ante cada obstáculo.

Con tantas ayudas electrónicas es obvio que la eficacia crece exponencialmente, y eso es bueno, pero ¿se acabó hacer el bestia con el Land Rover, «a ver si pasa»?

Espero que no del todo, porque podrían perder parte de su público.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Translogic En Diariomotor: Land Rover DC100 en Frankfurt, el Defender 2015 va tomando forma