CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Toyota

3 MIN

El ciclo de la vida y las baterías del Toyota Prius

David Villarreal | 2 Ene 2012

Sin duda alguna uno de los aspectos que más interrogantes despierta entre los compradores de un vehículo híbrido o eléctrico es el que atañe a la vida útil de sus baterías. La desconfianza y también las dudas despiertan por el propio desconocimiento de estos dispositivos que se han introducido recientemente en la industria del automóvil. Los híbridos se popularizaron, sobre todo al otro lado del Atlántico, con la introducción de la segunda generación del Toyota Prius. Es por eso que muchas baterías ya están llegando al fin de su vida útil. La pregunta es, ¿dónde van los híbridos cuando mueren?

Cuando la batería de un Toyota Prius está cerca de su final, se enciende un indicador en el cuadro de mandos que advierte al conductor y el vehículo limita su potencia entrando en «modo avería». Esto suele suceder en un periodo que oscila entre los 7 y 10 años y entre los 240.000 y 480.000 kilómetros, dependiendo del uso y el mantenimiento que se haya dado al vehículo. Generalmente los propietarios de un Prius consultan en su taller antes de que eso suceda, no obstante según los expertos la reacción en los clientes es de absoluta normalidad en tanto entienden que la vida útil de su híbrido va tocando el final y el cambio de baterías o jubilación de su querido Prius ha llegado.

¿Qué decisión tomar? ¿Una nueva batería o un nuevo Prius?

Toyota Prius

Definitivamente la vida útil de una batería de Toyota Prius es superior a la de algunos motores o de piezas sometidas a algún desgaste y cuya reparación no es precisamente barata, véanse embragues, turbos y cajas de cambio. El precio de una batería nueva es de 2.589$ (aprox. 2.000€). Pensemos que para un Prius que haya llevado una vida «normal», alternando kilómetros en carretera y ciudad, es de perogrullo que tras más de 250.000 kilómetros habrá amortizado, y con creces, los consumos en condiciones normales de un gasolina o incluso un diésel.

No obstante el cliente se plantea una duda existencial: jubilo el Prius o cambio de baterías. Lo habitual según los talleres es optar incluso por una tercera opción intermedia. Aprovechando que los Toyota Prius se venden relativamente bien, muchos clientes prefieren hacer la sustitución de baterías, ofertar su vehículo en el mercado de ocasión y una vez vendido adquirir un nuevo Prius de última generación (están a la venta desde 23.520$).

Lógicamente para Toyota es muy positivo que sus clientes queden satisfechos con un híbrido y que una vez decidido que tienen que remplazar su viejo vehículo se decanten, una vez más, por un híbrido. No obstante la mayor oferta de híbridos también debería aumentar el transfuguismo, y que algún que otro cliente acabe comprando un híbrido de la competencia, ¿no creen?

Fuente: Autonews En Tecmovia: Toyota Prius 2012: tecnología 3D y baterías de Litio