ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

El nuevo anuncio del Chevy Volt, directo al corazón de todo patriota americano

El Chevrolet Volt estrena anuncio para la televisión. Por tratarse de un eléctrico de autonomía extendida, podríamos pensar que en el spot se exponen las ventajas que aporta su tecnología punta en términos de eficiencia y economía de uso.

Por otro lado, al tratarse de un coche particularmente castigado por los medios, a raíz de supuestos problemas de seguridad con sus baterías y su posible autodestrucción por incendio tras un accidente, podríamos pensar que el anuncio es un alegato en defensa de las medidas de seguridad que incorpora.

Pues no y no.

Muy al contrario, se trata de un precioso anuncio puramente emocional en el que la compañía apela al sentimiento patriótico de todo norteamericano (y no olvidemos que allí este es uno de los principales valores del común de los mortales) para señalar este coche como depositario del futuro de la industria automovilística en el país de la Coca-Cola.

«Por nuestra ciudad, por nuestro país, por nuestro futuro. Este no es sólo el coche que queríamos construir, es el coche que América tenía que construir…»

En fin. Supongo que es lícito apelar a los sentimientos de la gente para vender productos. Los publicitarios buscan esas emociones constantemente e intentan llegarnos al corazón con todas las armas de que disponen buscando, si es posible, una emoción que nos identifique con la marca más allá del sentido práctico del producto en cuestión, sea este el que sea.

Un diminuto cartel en la parte inferior de la imagen, durante apenas unos segundos, constituye la única mención a la naturaleza híbrida del modelo. Posiblemente resulta conocido hasta la saciedad y no requiere más explicación técnica.

La pregunta que queda para mí en el aire es si el anuncio persigue vender Volts o vender la marca en general

La pregunta que queda para mí en el aire es si el anuncio persigue vender Volts o vender la marca en general con el Volt como «gancho», y me inclino claramente por la segunda opción. Lo digo porque cuando cualquier «buen americano» se acerque a un concesionario y vea lo que cuesta el coche en cuestión (39.000$), las posibilidades de que se acabe comprando un Chevrolet Cruze son realmente altas.

A la hora de la verdad, es difícil asumir un coste adicional por un producto si no percibimos un valor añadido que lo justifique o un ahorro posterior que lo neutralice. Ninguna de las dos características se da, a mi entender, en este caso, por culpa del desorbitado precio inicial.

Tal vez con una bandera americana pintada en el techo…

Fuente: Green Car Reports
En Tecmovia: GM pretende vender 60.000 Chevrolet Volts en 2012. ¿Hay luz al final del túnel? | GM planea un Cruze enchufable como escalón inferior al Volt

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David García Artés

¿Cómo empezó tu pasión por los coches? ¿Cuál fue el primer coche que te llamó la atención?

Cargando...