ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Volvo marca con un camión híbrido una velocidad máxima de 260 km/h

El pasado viernes os informábamos de un nuevo record de velocidad sobre hielo marcado por un coche eléctrico. En un lago congelado al norte de Finlandia el Electric Raceabout marcaba una velocidad máxima por encima de 252 km/h gracias a la potencia brindada por sus cuatro motores eléctricos, que además le dan una tracción a las cuatro ruedas.

Tras este record, esta semana tenemos que volver a hablar de otro, en esta ocasión marcado por un camión, pero no un camión cualquiera, Mean Green, que así es como se llama este camión, es un camión híbrido construido por Volvo y que ha sido capaz de marca una velocidad máxima por encima de los 260 km/h, eso sí, en esta ocasión no sobre hielo.

Seguro que a más de uno le ha sonado este camión al ver las imágenes o leer su nombre y es que el Mean Green ya fue noticia el pasado mes de junio al registrar varios récords de velocidad que ahora quedarían eclipsados por la nueva cifra registrada. Los anteriores registros nos dejaban con 115,347 km/h en 500 metros y 152,252 km/h en 1 kilómetro.

Un aeródromo de Utah, Estados Unidos, ha sido el escenario elegido para batir el record de velocidad contando con Boije Ovebrink como piloto para el Mean Green. El camión presentado del Mid-America Trucking Show se presenta como escaparate para mostrar la capacidad técnica de Volvo y su apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías.

El Mean Green cuenta bajo su carrocería con un sistema híbrido evolucionado de los que utilizan algunos autobuses de la marca. Con un motor D16, diésel, asociado a una caja de cambios i-shift y al propulsor eléctrico, el camión ha conseguido entregar una sorprendente potencia de cerca de 2.130 caballos con un aún más sorprendente par de 6.779 Nm.

De estos 2.130 caballos y 6.779 Nm, 200 caballos y 1.200 Nm son entregados por el bloque eléctrico que se encargan de empujar al camión en un primer momento hasta que el bloque diésel entrega toda su potencia. Además del motor, los ingenieros de la marca también han puesto a punto la carrocería para ofrecer menos resistencia aerodinámica, no mencionan mejoras en la parte ciclo, pero se presuponen refuerzos en el chasis y nuevos frenos para poder digerir más de 2.000 caballos retorciéndose en cada aceleración.

Un ejercicio de ingeniería con impresionantes cifras que nos deja con una velocidad de 260 km/h en un camión que aprovecha la entrega de par instantánea de un motor eléctrico para semejante hazaña.

Fuente: Worldcarfans
En Tecmovia: El Electric Raceabout marca un nuevo record de velocidad sobre hielo|
La ciudad de Gotemburgo acogerá 25 autobuses Volvo híbridos

Cargando...