CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Peugeot

2 MIN

Peugeot imagina un RCZ que cambia de color según tus emociones

David Villarreal | 2 Abr 2012

Para muchos el color de tu automóvil lo dice todo sobre ti. Peugeot ha querido ir un poco más allá en esta afirmación imaginándose la posibilidad de un automóvil que fuera capaz de reflejar el estado de humor del conductor en el color de la carrocería. Definitivamente esta tecnología podría ser toda una revolución aplicada en asuntos más prácticos que los sentimientos del conductor. Por desgracia se trata de una peculiar broma del equipo de prensa de Peugeot en Reino Unido para el April’s Fool, el día de los Santos Inocentes para los anglosajones.

Según el video que ilustra la broma, el dispositivo basaría el análisis del humor del conductor en los impulsos analizados por una serie de sensores instalados en el volante. Algo así aún no es posible o aplicable en la vida real, pero ya hemos visto como algunos fabricantes han llegado incluso a desarrollar y poner en práctica a un precio bastante asequible sistemas que detectan el cansancio o la fatiga del conductor en base a sus reacciones al volante o simplemente analizando las facciones de su cara.

El análisis del comportamiento del conductor será básico en un futuro próximo para el desarrollo y perfeccionamiento de sistemas predictivos que puedan anticiparse a situaciones de riesgo como las distracciones.

Disponer de una carrocería capaz de cambiar dinámicamente de color ofrecería todo un mundo de posibilidades en diversos ámbitos: climatización, estética, publicidad, mimetización…

La idea de una carrocería que cambia dinámicamente de color me parece aún más interesante si cabe. Y es que a nivel práctico esto supondría una revolución que va mucho más allá de la estética o de lo divertido que podría resultar estrenar un color diferente cada día. El color del vehículo no sólo refleja el humor y el caracter de su conductor, también es determinante en términos de climatización para absorber o reflejar la radiación solar.

Ya me estoy imaginando un coche capaz de tintarse de blanco o cualquier color claro aparcado un día de verano al sol y que se oscurece en unas décimas de segundo para captar todo el calor posible en un día invernal. También sería útil para aquellos indecisos que no saben si adquirir un vehículo con un color sobrio, discreto, o decantarse mejor por algo llamativo, un metalizado chillón, rojo, verde…

Fuente: Peugeot UK En Tecmovia: ¿Tus mejores imágenes impresas en tus neumáticos? Bridgestone dice que sí