ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Dos Citroën C3 conducen autónomamente por Madrid

Hace unos días mi compañero David G. Artés hacía una reflexión sobre quién sería el responsable en el caso de que un coche que esté usando conducción autónoma tenga un accidente. Y en esta ocasión, Citroën ha hecho un experimento por las carreteras de Madrid, en un trayecto que ha llevado a dos vehículos autónomos desde El Escorial a Arganda.

Dos vehículos Citroën C3 han realizado este experimento promovido por el Centro de Automática y Robótica.

Este experimento ha sido realizado con dos Citroën C3 (uno de ellos en la versión Pluriel) y ha sido llevado a cabo por el Centro de Automática y Robótica (CAR) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en el que se querían poner a prueba las tecnologías más novedosas en conducción autónoma de vehículos. La idea era poder realizar este experimento en las condiciones lo más reales posibles, para que los datos recogidos fueran lo más verídicos posibles.

En la realidad, el convoy se formaba por el Citroën C3 Pluriel llamado «Clavileño», equipado con GPs y comunicaciones vía radio, conducido por un humano y por el Citroën C3 (con sobrenombre «Platero») que seguía al Pluriel guiado por un ordenador, que manejaba el volante, los pedales de freno y acelerador y calculaba la distancia de seguridad con «Clavileño». Por otro lado, «Platero» podía pasar a conducción manual en cualquier momento en caso de fallo de la señal de los satélites GPS o el sistema de radio en zonas problemáticas.

La velocidad media alcanzada durante el trayecto de casi 90 km por el coche autónomo es de 60 km/h.

Durante todo el trayecto los vehículos estuvieron escoltados por la Guardia Civil y estos vehículos aparentemente normales, alcanzaron la velocidad media de 60 Km/h. El trayecto se inició en San Lorenzo de El Escorial e incluyó un tramo urbano por el Real Sitio, tramos periurbanos por las carreteras M-600 y M-50 y tramos de autovías por la A-6 y la A-3, teniendo como final del trayecto, las instalaciones de la sede del CAR, en Arganda del Rey.

Fuente: Citroën
En Tecmovia: Reflexiones sobre conducción autónoma: ¿quién es responsable en caso de accidente? | Conducción autónoma Google y la invasión de la intimidad: ¿es este el próximo Gran Hermano? | Conducción autónoma Google: “Lo más importante que un ordenador puede hacer en los próximos 10 años es conducir un coche”

Cargando...