ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Mazda vuelve en 2013 a Le Mans con un motor Skyactiv diésel

Mazda vuelve a Le Mans. Así lo ha hecho público la marca nipona durante la celebración de las 24 horas de Le Mans de 2012. Lo hace con un motor diésel, engalanado con los colores y grafías varias de su nueva tecnología Skyactiv dispuesta a promocionar sus nuevos motores ciñéndose a esa frase automovilística que reza “gana carreras el domingo para vender coches el lunes”.

Seguro que más de uno al leer el “Mazda vuelve a Le Mans” enseguida ha pensado en motores rotativos, en verde, en naranja, en aquel mítico Mazda 787b que se alzó con el título en 1991 y que lleva a Mazda a convertirse en la primera marca nipona en ganar Le Mans y además en ser la primera marca que lo hacía con un motor rotativo y sino lo recuerdas te animo a que disfrutes del vídeo tras el salto de la victoria del 787b. No lo hará con un motor rotativo, vale, algo que seguro que nos pica un poco a los nostálgicos, pero Mazda vuelve a Le Mans y lo hace llevando a la competición el espíritu Skyactiv.


El anuncio oficial de la mano de Mazda Motorsport horas antes de que diesen salida los coches en Le Mans, nos introduce en la llegada de la tecnología Skyactiv-D a los equipos de la categoría Le Mans Prototype 2, LMP2, debutando en 2013 y retomando, en palabras de Jay Amestoy, vicepresidente de la división deportiva de Mazda, “su relación de amor con Le Mans”.

Los motores diésel que se emplearán están desarrollados por Mazda, el centro de operaciones de Mazda Norteamérica y SpeedSource y se encuentran actualmente ya en el banco de pruebas a la espera de llegar a pista para comenzar a acumular kilómetros a finales de 2012. El bloque que empleará en Le Mans es un 2.2 litros diésel de 4 cilindros sobrealimentado, el bloque que hace poco nos presentaba el compañero David Clavero con motivo de su presencia en la nueva categoría para sistema de propulsión y energías alternativas de las GRAND-AM.

Si en 1991 la marca se alzaba con la victoria con el 787b con motor rotativo, ahora, Mazda se adentra en Le Mans con un motor diésel a imagen de los empleados por sus modelos de calle, lo que nos recuerda que lamentablemente no contamos con ningún motor rotativo en la marca salvo los limitados RX8 que todavía se comercializan en algún mercado puntual, pero también, la importante apuesta de Mazda por esta nueva generación de productos llegados bajo la etiqueta Skyactiv y que van desde los motores, tanto en gasolina como en diésel con importantes medidas para el ahorro de combustible sin perder prestaciones, como al chasis o la carrocería, más ligeros pero ganando resistencia frente a impactos.

Fuente: Mazda
En Tecmovia: Hay futuro para el motor Wankel en Mazda, pero con hidrógeno y como extensor de rango| Mazda SKYACTIV-D: tecnología diésel con aspiraciones de competición

Cargando...