ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Hay futuro para el motor Wankel en Mazda, pero con hidrógeno y como extensor de rango

El motor rotativo no está muerto. O por lo menos, parece que no está destinado a morir todavía. Sin apenas representación en el mercado internacional, en el nacional ya no se comercializa el último encargado de mantener la llama, el Mazda RX8, abocado a un mercado de segunda mano que en muchos casos lo deja a un lado por desconocimiento, parece que todavía hay vida en el futuro para estos motores rotativos.

En una charla con dos de los responsables del diseño de Mazda, Peter Birthwistle, jefe de diseño de Mazda Europa, y Luciana Silvares, diseñadora senior de colores y materiales, a la que asistí hace unos meses en Madrid surgió el interrogante sobre si diríamos adiós al motor rotativo. La respuesta de Peter, fue clara, estos motores, están íntimamente ligados a la filosofía de la marca y así seguirán. Ahora, vuelven los rumores sobre el futuro de estos motores y parece que estará íntimamente ligado al hidrógeno.

Así lo ha afirmado Takasi Yamanouchi en unas declaraciones para Nikkei. La producción de motores rotativos llega a su fin este mes, pero tendría en el desarrollo de vehículos de hidrógeno un futuro del que por el momento pocos detalles conocemos.

No es la primera vez que Mazda investiga en la unión de estos dos conceptos, el hidrógeno y los motores rotativos. En 2006, la marca nipona ya nos mostró un proyecto en el que el RX8 era alimentado por hidrógeno, pero también, con gasolina bajo el nombre de Renesis, permitiendo alcanzar al deportivo de Mazda una autonomía de hasta 100 km con el uso del hidrógeno.

En el futuro, parece que Mazda recurrirá al hidrógenos para un hipotético motor rotativo, como ya por otro lado podíamos intuir con los proyectos desarrollados sobre el RX-8, pero llegaría como motor encargado de actuar de extensor de rango junto a un motor eléctrico. Es decir, el próximo coche con motor rotativo de la marca podría llegar con un motor eléctrico y un motor rotativo movido por hidrógeno, encargándose de alimentar al motor eléctrico.

Una solución que seguro no es del agrado de muchos nostálgicos, pero parece que este será el futuro del motor Wankel ¿Un deportivo de rango extendido con motor rotativo? El tiempo lo dirá, por el momento y según Takasi Yamanouchi, Mazda se encontraría impulsando la producción de nuevos modelos que se puedan exportar sin producir pérdidas en la compañía buscando un rápido crecimiento en los mercados emergentes.

Fuente: Nikkei | Autoblog.nl
En Tecmovia: Mazda mejorará su eficiencia a costa de abandonar su gama de comerciales| Mazda está preparando un nuevo motor rotativo ingnición por láser

Cargando...