27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Nuevo Mazda 6: el primer Mazda con el sistema de frenada regenerativa i-ELOOP

( @HerrarizM ) el

Llega el nuevo Mazda 6. La firma japonesa nos ha presentado a su nueva berlina con motivo del Salón del automóvil de Moscú anticipándose así al Salón de París. Llega con un importante cambio respecto a la generación saliente del Mazda 6, un cambio que va desde el nuevo diseño exterior al conjunto de tecnologías englobadas bajo la etiqueta Skyactiv.

Es el segundo modelo de la firma en lucir esta etiqueta en Europa, antes lo fue el Mazda CX-5, el nuevo SUV de Mazda y en Japón también el Mazda Demio, una etiqueta que agrupa soluciones mecánicas, como la relación de compresión de los nuevos motores, nuevas medidas en la parte ciclo para aligerar el conjunto y mejorar la dinámica o nuevos sistema de apoyo para conseguir una mayor eficiencia, como el sistema de frenada regenerativa i-ELOOP, sistema estrenado en este nuevo modelo.


Nuevo Mazda 6

Con un diseño bastante fiel al del prototipo en el que se basa el nuevo Mazda 6, el Takeri, tal y como nos prometieron desde Mazda y fruto del desarrollo del lenguaje de diseño denominado por la marca como Kodo, expresión que hace referencia al movimiento explosivo ejemplificado por la marca como un guepardo en pleno salto para capturar una presa, tras el Mazda CX-5, la tecnología Skyactiv se reafirma en la nueva berlina de Mazda.

i-ELOOP: el sistema de frenada regenerativa de Mazda

Nuevo Mazda 6

Dentro del conjunto de soluciones para mejorar la eficiencia de esta tecnología nos encontramos con una novedad, el sistema i-ELOOP, un propuesta de frenada regenerativa formada por un alternador que obtiene energía en las desaceleraciones. Tras el alternador, un condensador y tras este la transformación de la energía obtenida para satisfacer la demanda de los elementos eléctricos del Mazda 6.

De este modo, el sistema i-ELOOP garantiza cierto suministro eléctrico a los sistemas de nuestro vehículo, como al climatizador o al equipo de música, sin necesidad de un esfuerzo extra del motor, un esfuerzo que se traduciría en un consumo mayor y que aquí quedan atendidos por la energía acumulada en las desaceleraciones.

Nuevo Mazda 6

Pero el i-ELOOP no es la única pieza del puzzle Skyactiv que nos encontramos en el nuevo Mazda 6. Una en concreto tiene especial relación con este sistema, el i-Stop, el sistema de Stop&Start, ya que durante las breves paradas, por ejemplo en un atasco o entre los semáforos, permite que el motor se pare manteniendo el suministro eléctrico del climatizador a través del sistema i-ELOOP.

El i-ELOOP promete reducir el consumo de combustible, por tanto también las emisiones, en un 10%.

La tecnología Skyactiv también presente en el desarrollo del chasis y la carrocería

Nuevo Mazda 6

Además el Mazda 6 incorpora en el diseño de su carrocería y plataforma las nuevas directrices de la etiqueta Skyactiv consiguiendo reducir el peso del conjunto sin olvidarse de la rigidez torsional que se mejora en un considerable 30%. La carrocería Skyactiv, además de contar con este aumento de la rigidez torsional ofrece un monocasco más seguro, más ligero y optimizado para lograr una dinámica placentera.

Mazda incorpora la dirección asistida eléctrica, más eficiente y fruto del Skyactiv-Chassis nos encontramos con un ahorro en el peso del 14% gracias a la simplificación de este. Las suspensiones también se han revisado poniendo atención, además de en el confort, en la agilidad del conjunto.

Propulsores Skyactiv-G: por el momento sólo mecánicas gasolina

Nuevo Mazda 6

Los propulsores también son nuevos, pero por el momento sólo se han presentado las alternativas para el mercado ruso en el Salón de Moscú. Allí sólo nos hemos encontrado con propulsores gasolina, con un SKYACTIV-G de 2 litros con 148 caballos y 210 Nm a 4.000 rpm que con transmisión automática homologa un consumo de 5.9 l/100 km y unas emisiones de CO2 139 g/km.

También se ha presentado, por encima de este bloque, al SKYACTIV-G 2.5 con 189 caballos entregados a 5.700 rpm y un par de 256 Nm a 3.250 rpm que homologa, de nuevo con transmisión automática, 6.4 l/100 km.

Nuevo Mazda 6

Para Europa occidental seguramente conozcamos los detalles en el Salón de París que se celebrará a finales de de septiembre donde además de estos propulsores seguramente conozcamos a las alternativas diésel.

Skyactiv: la apuesta de Mazda por los motores de combustión interna

Nuevo Mazda 6

El conjunto de tecnologías Skyactiv se ha convertido en una firme apuesta por el motor de combustión. Frente al desarrollo de tecnologías híbridas y eléctricas y la incorporación de estas a los modelos de producción en mayor o menor medida por gran parte del mercado automovilístico, Mazda ha confiado en un desarrollo de las plataformas, de las carrocerías, de los motores y de los sistemas aledaños a estos, como el i-ELOOP que hemos abordado en estas líneas, en la búsqueda de la eficiencia en lugar de optar por la incorporación de un sistema híbrido.

Una apuesta arriesgada aparentemente, al fin y al cabo el grueso de los fabricantes parecen decididos, o directamente ya los están comercializando, a la incorporación de los sistemas híbridos mientras Mazda ha apostado por una profunda evolución de los bloques de combustión interna y el desarrollo de plataformas y carrocerías más ligeras, por tanto más eficientes. Mazda apuesta abiertamente por la combustión interna y la etiqueta Skyactiv, ahora plasmada en el nuevo Mazda 6, es su mejor baza para ello.

Fuente: Mazda
En Tecmovia: Mazda SKYACTIV-D: tecnología diésel con aspiraciones de competición| Mazda CX-5, la tecnología SKYACTIV al completo, a prueba

Comentarios...

No está permitido comentar.