Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor TecmoviaSearch Icon
Tesla
Logo Icon

3 MIN

Tesla aplica el modelo comercial de Apple recibiendo duras críticas de vendedores

El fabricante Tesla está protagonizando numerosas polémicas relacionadas con el modelo de ventas que ha establecido para la venta del Tesla Model S a través de presuntas tiendas exclusivas. Este hecho ha motivado reacciones de todo tipo al tratarse de una estrategia comercial que según las asociación de vendedores de automóviles para los EE.UU. está totalmente fuera de la legalidad.

Esta polémica ha adquirido una magnitud de consideración, tras la respuesta de Tesla a este asunto aludiendo a que los centros Tesla repartidos por diferentes estados, no son más que centros diseñados para llevar a cabo el primer contacto de la sociedad con la tecnología que ellos firman, en ningún momento el fabricante define estas tiendas como concesionarios o tiendas para la ventas de vehículos. En este momento el asunto ya figura en el poder judicial…

Verdad o no, el modelo de ventas que ensalza la exclusividad es una estrategia muy en auge por la marginación en positivo que realiza sobre el comprador

La estrategia de ventas seguida por Tesla es ineludiblemente comparable a al concepto de ventas que aplica Apple en sus productos, un modelo de negocio muy criticado desde innumerables sectores por su proteccionismo y cierta marginalidad positiva a favor de sus usuarios, pero que a la postre se ha convertido en un modelo de negocio totalmente envidiable donde Apple ofrece no solo un producto, sino una una forma de entender ciertos aspectos.

¿Compramos un producto o una filosofía que empieza en la movilidad?

Basados en esta comparación, que es la que se quiere implementar en el caso de Tesla, es justo admitir que se adoptan patrones similares donde los centros se convierten en escaparates de una nueva forma de entender la movilidad. Aunque la clave en este punto es que Tesla afirma que ninguno de los Model S se vende en estas tiendas, y he aquí donde los opositores intentan acabar con la apuesta de Tesla acogiéndose a una ley que establece que ningún fabricante puede ser propietario del concesionario o espacio físico de venta.

La resolución de este conflicto promete ser sonada, pues con la ley en la mano parece que la asociación de vendedores podría alterar los planes de Tesla respecto a estos espacios de «muestra». Dejando al margen este aspecto, Tesla continuará adelante con la ampliación de su red comercial y de servicio postventa para cumplir los objetivos de ubicar un centro de servicio a una distancia máxima de 80 Km de todos y cada uno de los Tesla Model S que se están fabricando

Fuente: GreenCarReports En Tecmovia: Los concesionarios Tesla no venden coches… ¿cómo se compra un Tesla Model-S? | Tesla habla de mantenimiento y actualizaciones de software para el Model S