27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Hella trabaja en un sistema Start/Stop que actúe a altas velocidades

( @ClaveroD ) el

El frabicante alemán Hella se encuentra involucrado en la investigación para el desarrollo de un sistema Start/Stop que funcione a altas velocidades para mejorar el consumo en estos márgenes. Recordemos que los sistemas Start/Stop convencionales que emplean híbridos y microhíbridos se aprovechan de las situaciones de parada y arranque para arañar décimas de consumo en los entornos urbanos, sin embargo Hella cree que su potencial puede ir más allá.

Hella fija en un 10% la reducción del consumo empleando el Start/Stop en vías rápidas

En la actualidad, los sistemas Start/Stop tan solo favorecen el ahorro en aquellos entornos donde la circulación exige de paradas de cierto tiempo, sin embargo, podrían ofrecer una mejora de consumo también en vías rápidas permitiendo que el motor de combustión se desactivara para mantener la velocidad de crucero con la única ayuda de la propia inercia de vehículo.

Stop_Start

Hella afirma que los estudios realizados con el funcionamiento de un sistema basado en esta idea ha permitido reducir el consumo en autovías en un 10%, lo cual puede traducirse como un sustancial ahorro en este tipo de trayectos, y que además no requiere de una evolución o mejora tecnológica, ya que a grandes rasgos tan solo se trata de reinventar el sistema Start/Stop que hoy en día goza de cada vez mayor implantación.

Es el tiempo de reacción del sistema a altas velocidades lo que arroja más dudas sobre su viabilidad

Sin embargo, la propuesta de Hella encuentra diversos factores negativos admitidos por el propio fabricante como son la aceptación comercial, la cual se pone en duda por el hecho de que se desactive el motor a altas velocidades, y por otro lado, encontramos las condiciones de circulación muy favorables que necesita el sistema para poder llevar a cabo la reducción de consumo que establece Hella.

A nivel de seguridad, a través de la instalación de un sistema de dirección eléctrica y un sistema de frenos apoyados por una bomba eléctrica, no existen riesgos para la integridad de los ocupantes, otro cantar es la percepción que adquiere el usuario al conocer que a determinada velocidad y escasa demanda de par el motor puede apagarse.

La problemática, y aunque Hella haya podido establecer innumerables variables para testar la tecnología, tiene que ver con todo aquello cuanto sucede a altas velocidades, donde cualquier milésima de segundo empleada en arrancar el motor puede marcar la diferencia entre un simple susto y un tremendo mal trago. Si en ciudad el sistema Start/Stop son todo ventajas, al introducirlo en vías rápidas parece no contar con demasiados factores a favor para respaldar su aplicación.

Fuente: GreenCarReports
En Tecmovia: Los sistemas Stop/Start multiplicarán por 10 sus ventas para el año 2020 | Start/Stop y desconexión de cilindros para el Lamborghini Aventador LP700-4 | LC Super Hybrid: las novedades y avances más importantes en micro-híbridos

Comentarios...

  1. D.B.T

    Esto viene a ser el automatismo para una vieja técnica de conducción eficiente basada en «planear» con el motor apagado, cuando existe un pequeño desnivel o después de acelerar (en llano) «pulse & glide» muy efectiva en los híbridos y peligrosa en coches convencionales. Así que la idea de Hella sólo sería útil si el conductor decide acelerar, para luego planear con el motor apagado de manera cíclica (demasiado esfuerzo por parte del conductor), o en leves descensos muy largos en carretera/autovías (situaciones que no tienen porque ser frecuentes). Así que este sistema aún perfeccionado ciertamente tendría una aplicación real escasa.

    1. joaqui

      Bien yo tengo skoda octavia y he conseguido ponerlo en 4’9 litros a los 100km como ustedes lo llaman llaneando y cuestaabajo apago motor y mi skoda 90cv consumia 5’9 trabajo en el taxi

  2. Andermay

    prefiero el sistema que ya usa porsche, en el que si vas en 7ª, pulsas una vez mas la leva de subir marcha y el embrague se desconecta del motor, pero sin pararlo.
    De esta forma vas llaneando o en descenso sin la retención que produce el motor o teniendo que pisar el acelerador muy suave para mantener la velocidad.
    De esta forma gastas lo que consume el motor a ralentí, unos 0.5-0.7 l/100km, frente a los 1 o 2 que gastarías acelerando y soltando o manteniendo levemente pisado el acelerador.

No está permitido comentar.