27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Volvo trabaja en un cargador interno de 22 Kw para efectuar recargas en hora y media

( @ClaveroD ) el

El fabricante Volvo está desarrollando un cargador interno para vehículos eléctricos capaz de trabajar con potencias de 22 kW siendo conectado directamente a una toma trifásica de 400 voltios. Este sistema está siendo testado por la marca para reducir los tiempos de recarga e impulsar los puntos de recarga rápida sin necesidad de instalaciones específicas ya que el propio cargador será capaz de trabajar con esta potencia sin necesidad de intermediarios.

Con este nuevo cargador interno, la marca sueca pretende dotar a sus próximo modelos de una capacidad de recarga más amplia al no tener que depender de un módulo externo. El nuevo sistema de recarga rápida será capaz de ofrecer 22 kW de potencia con una tensión de 400 voltios (Trifásica) y una intensidad máxima de 32 Amperios. La recarga nominal ampliará el tiempo de carga desde las 1.5 horas que se consiguen con los 22 kW, hasta las 8 horas mínimas si se emplea una conexión convencional de 230 voltios.

Volvo_Cargador_Interno_22kW

Las mejoras del nuevo cargador interno premian al vehículo eléctrico y a su conductor con detalles como la restauración de 80 kilómetros de autonomía con apenas de 30 minutos de conexión a un punto de 400 voltios. Por el momento, el sistema se encuentra instalado en una flota de ensayos confeccionada por varias unidades del Volvo C30 eléctrico, esta flota servirá para comprobar el comportamiento y estabilidad del acumulador al nuevo cargador interno.

Ubicar el cargador en el interior del vehículo permite olvidarse de estaciones y módulos externos para la recarga

El objetivo de este impulso por parte de Volvo es conseguir olvidarse de distintos modos de recarga asociados a igual número de conexiones, sockets y cables. Con la inclusión de un único cargador interno capaz de lidiar con potencias que en este caso pueden alcanzar los 22 kW, tan solo sería necesario un único sistema de conexión a modo de puente entre el vehículo y el punto de alimentación.

Por el momento habrá que coger este nuevo avance de Volvo con pinzas, pues aunque marcas como Tesla hablan abiertamente de potencias de hasta 100 kW mediante la conexión a uno de sus supercagadores, el factor decisivo tiene demasiado que ver con la estabilidad y aguante de las baterías ante estas dosis de potencia para llevar a cabo la recarga.

Fuente: Volvo
En Tecmovia: El supercargador del Tesla Model S es capaz de recargar 241 Km en 30 minutos | Los coches eléctricos y la reinvención de las gasolineras | Nissan continúa apostando fuerte por los cargadores rápidos para eléctricos