ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Renault quiere ahorrar consumo en sus camiones a partir de los gases de escape

Renault Trucks trabaja en un proyecto cuya meta es recuperar energía desperdiciada en los gases de escape. Este desarrollo pretende mejorar la eficiencia de los transportes pesados de media y larga distancia recuperando energía a partir de los gases de escape. Con esta recuperación se podría conseguir un suministro suficiente para alimentar el grueso de componentes auxiliares que dependen del fluido eléctrico generado por el alternador.

Cuando hablamos de vehículos pesados, la idea de la propulsión eléctrica es todavía difícil de vislumbrar debido a los altos requerimientos energéticos de este tipo de vehículos. Por ello, en este tipo de vehículos es donde más se está apostando por la mejora constante en todos los frentes posibles, siendo el aprovechamiento de los gases de escape y el empleo de la acumulación hidaraulica las técnicas con más proyección.

Hibridación y regeneración como solución en el transporte

Renault Trucks quiere reducir las pérdidas que genera un motor diésel convencional a través de la generación de gases de escape, intercalando en el paso de estos gases una turbina conectada a un generador eléctrico, capaz de ofrecer una cantidad de energía lo suficientemente contundente para alimentar a gran parte de los componentes eléctricos que instala cualquiera de sus camiones.

El aprovechamiento de los gases de escape para recuperación de energía es una herramienta en alza para maximizar eficiencia

Un factor vital de este sistema es el mantenimiento constante de un flujo determinado, momento en el cual el sistema es capaz de optimizar y perdurar el suministro de energía eléctrica. Los trayectos de media y larga distancia parecen ser los escenarios perfectos para exprimir este desarrollo, posibilitando que, según cifra la propia Renault, la reducción de consumo pueda alcanzar márgenes de entre el 5% y 10%.

El conocido como ciclo termodinámico de Rankine busca la transformación de calor en trabajo. En la actualidad este apartado está impulsando numerosas investigaciones por parte de fabricantes implicados en la búsqueda de nuevos y mejores métodos de propulsión. No podemos olvidar que la disipación en forma de calor supone pérdidas de alrededor de un 25%, por lo que el aprovechamiento de parte de esta energía puede mejorar el grado de eficiencia absoluta de forma notable.

Fuente: GreenCarCongress
En Tecmovia: Recuperar energía de los gases de escape puede suponer hasta un 7% de ahorro de combustible | La energía ¿no se crea ni se destruye? | Nuevos avances en BMW para exprimir aún más cada gota de combustible | Los límites de la eficiencia térmica en motores gasolina y diésel

Cargando...