27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Las claves que convertirán a las Smart Cities en nuestros hogares del futuro

( @ClaveroD ) el

Un nuevo estudio de la consultora Pike Research con la meta fijada en el año 2020, nos ofrece una perspectiva sobre el crecimiento de la inversión en las tecnologías que darán vida a las ciudades inteligentes o Smart Cities. A través un análisis centrado en cinco focos industriales del desarrollo de estas tecnologías, se revela una inversión de más 88 Billones de Euros en Smart Cities en el periodo comprendido entre 2012 y 2020.

La necesidad de mejorar en eficiencia y rendimiento de cara a una población y necesidades más altas está impulsando la inversión en ideas como las Smart Cities que permiten un nuevo punto de vista en la gestión. La energía en su distribución y conocimiento real de demanda son los primeros aspectos que han favorecido el crecimiento de este nuevo modelo de ciudad, pero todavía se trata de una idea de elevado potencial por descubrir.

Sostenible, eficiente y económicamente viable

Atasco en una autopista malaya

El desarrollo debe realizarse teniendo en cuenta el impacto de nuestros avances, además de velar por un futuro a largo plazo

Pike Research define el concepto de Smart City como el entorno capaz de integrar sostenibilidad, bienestar social y desarrollo económico. Una definición difícil de llevar a la práctica en la sociedad actual y en los modelos tan fielmente implantados, pero sin duda hablamos de un modelo de necesaria aplicación para hacer viable nuestra huella y desarrollo en términos globales.

Bajo este prisma, también se señala a la tendencia que se está manifestando con una concentración de la población cada vez mayor en los núcleos urbanos, un aspecto que obliga a reinterpretar las soluciones que hoy en día aparentemente se muestran como válidas.

El punto de mira más allá de hoy, el desarrollo a largo plazo

Las claves que convertirán a las Smart Cities en nuestros hogares del futuro

Asimismo, la mayor clave que se pone sobre la mesa es la necesidad de considerar las actuaciones en base a un largo plazo, lo cual implica inexorablemente un cambio del modelo económico y social actual.

Energía, tráfico o economía son algunos campos donde las Smart Cities poseen un amplio potencial por explotar

Entre 2012 y 2020, los ahora denominados proyectos piloto pasarán a ofrecer experiencias a largo plazo. A su vez, la visión global y la perspectiva de las necesidades reales fomentarán un mayor desarrollo del conjunto sin desfavorecer puntos que un futuro pueden mostrarse como vitales. El ciudadano y su participación también jugará un papel clave en el desarrollo de las Smart Cities a través de una implicación mayor en la puesta en claro de sus necesidades.

Las Smart Cities, por definición, buscan a través del desempeño en múltiples apartados el mayor desarrollo de una sociedad, convirtiendo su impacto en sostenible y mejorando la calidad de vida en términos globales con miras puestas en futuras generaciones. Solo quedaría por llevar a la práctica lo que en la teoría se muestra como un modelo práctico y útil para todos, y quizá al serlo para todos, es donde se pueda encontrar la falta de interés demostrada hasta la fecha en las Smart Cities.

Fuente: GreenCarCongress
En Tecmovia: Hoy empieza todo. El automóvil en las ciudades actuales | Málaga acogerá un proyecto demostración sobre la propulsión e infraestructura eléctrica | Los últimos avances en aparcamiento inteligente y sostenible