27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

¿Por qué el futuro Volvo híbrido no será eléctrico?

( @ClaveroD ) el

Volvo acaba de hacer oficial su apuesta decidida por el sistema Flybrid con objetivos comerciales. Una tecnología en la que la firma sueca ha depositado grandes expectativas y que podría sentar las bases de una pequeña gran revolución entre los vehículos híbridos eléctricos y el sistema Hybrid Air que pretende poner en el mercado Peugeot-Citroën para 2016.

Junto a Flybrid Automotive, que a su vez forma parte de Torotrak, Volvo ha llevado a ensayo en circunstancias reales de circulación la tecnología de recuperación de energía cinética a través de un sistema de almacenamiento basado en volante de inercia. La tecnología, conocida más comúnmente como Mechanical-KERS, defiende una reducción de consumos de nada menos que el 25% con una reducción de los costes de implantación frente a un híbrido a baterías de más del 30%.

Flybrid: porque no todos los híbridos son a baterías

Volvo Flybrid

Según las previsiones de Volvo y Torotrak, los primeros modelos en incorporar el sistema Flybrid podrían llegar en 2015

Como paso previo a la producción en masa de la tecnología Flybrid, Volvo ha construido un prototipo experimental basado en un Volvo S60 T5 de 254 CV y tracción delantera. Este prototipo ha sido modificado en su eje posterior para instalar el sistema Flybrid de recuperación de energía cinética sin necesidad alguna de aplicar rediseños del chasis o del grupo motopropulsor.

El sistema Flybrid consta de un grupo de transmisión mecánica encargada de almacenar la energía cinética en un volante de inercia de fibra de carbono y acero de 6 Kg que gira en vacío hasta 60.000 rpm durante las fases de frenada. Una vez el conductor solicita par motor, el sistema devuelve la energía almacenada con una potencia de hasta 80 CV durante un periodo inferior a 10 segundos restando esfuerzo y consumo de carburante sobre la planta propulsora principal.

Volvo Flybrid

La eficiencia en la regeneración de la frenada alcanza el 70% frente a un 40% de híbridos eléctricos

El peso del sistema Flybrid corresponde a una cuarta parte de lo ofrecen los sistemas híbridos eléctricos basados en baterías y la eficiencia lograda sobrepasada el 70% en la regeneración de la frenada frente a un optimista 40% de los sistemas híbridos-gasolina.

Menor peso, menor coste y mejores consumos

Volvo Flybrid

Pero el factor que más y mejor defiende la implantación del sistema Flybrid no es otro que el coste de implantación del sistema, ya que la tecnología resulta hasta un tercio más económica que el uso de sistemas híbridos basados en baterías.

El objetivo de Volvo para con la tecnología Flybrid es poner en el mercado un sistema capaz de mantener su rendimiento y eficiencia a lo largo del tiempo, con un reducido coste de implantación para así impulsar su incorporación de modelos más asequibles y que garantice una elevada versatilidad para conseguir combinar la tecnología Flybrid con cualquier mecánica diésel o gasolina ya en fabricación.

Volvo Flybrid

Fuente: Volvo
En Tecmovia: Volvo confía en el Flywheel KERS para conseguir hasta un 25% menos de consumo | Tecnología M-KERS: analizamos al mayor rival del híbrido a baterías

Comentarios...

No está permitido comentar.