27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

La revolución de Tesla Motors, el Model S y su red Supercharger, llega a Europa

( @davidvillarreal ) el

Lo hemos probado. El coche del que todo el mundo está hablando en Estados Unidos y del que pronto todo el mundo hablará en Europa, mucho más que una berlina de lujo, mucho más que un eléctrico, una pequeña revolución en un sector, el del automóvil, en el que la mayoría de los fabricantes nadan en la misma dirección, siguiendo la corriente.

El Tesla Model S se ha convertido en la confirmación de Tesla Motors, en la certificación de que la utópica visión de la movilidad privada de Elon Musk es viable. Os hemos preparado una completa prueba de contacto del Tesla Model S en Diariomotor, pero también queríamos contaros las últimas novedades de Tesla en Europa, la hoja de ruta de la marca en nuestro continente, y las novedades que nos contó Roberto Toro, Communications Manager de la marca.

Los primeros Model S ya se están entregando en España y muy pronto habrá concesionarios o, mejor dicho, showrooms y estaciones de carga rápida – Superchargers – en nuestras carreteras.

Tesla Model S

El Tesla Model S es revolucionario, y no solo por ser con diferencia el coche eléctrico de mayor autonomía del mercado, con más de 500 kilómetros por recarga completa. Tesla ha vencido al range anxiety, la ansiedad por quedarte sin carga en la batería, con un coche que se ofrece con baterías de hasta 85 kWh (más de tres veces la capacidad de un Nissan Leaf).

Pero sobre todo ha querido demostrar que sus automóviles pueden ser igualmente útiles para recorrer distancias muy largas, viajar por Europa, por ejemplo. El primer showroom de Tesla en España, que se construirá en Madrid, tendrá que esperar hasta 2015. Tesla reconoce que este año ha sido muy intenso y complicado y que han hecho una inversión muy importante para poner en marcha su red Supercharger en Europa, que antes de que termine este año ya estará operativa en muchos países, incluyendo España.

Tesla Model S

Los modelos con batería de 85 kWh gozan de suscripción gratuita a la red Supercharger.

Imagina una marca que instala «gasolineras» gratuitas para sus clientes. El acceso a Supercharger está incluido en todas las versiones de 85 kWh del Tesla Model S y es opcional (por 2.057€) para las versiones de 60 kWh. El cliente de Supercharger tendrá «barra libre» para recargar cuantas veces quiera su coche e incluso se abre la posibilidad, como emergencia, para convertirlo más adelante en una estación de cambio rápido de baterías a un coste que no debería ser superior al de repostar un depósito completo de cualquier berlina de lujo.

La extensa autonomía del Tesla Model S ya te permite bastante margen para desplazarte por la mayoría de países de la Unión Europea, pero en cualquier caso la red Supercharger te permitiría realizar viajes de larga distancia y miles de kilómetros.

Tesla Supercharger

El corredor Supercharger permitirá conectar el sur de Europa, Lisboa y Madrid, con el norte, con Noruega, Suecia y Reino Unido.

Los primeros países que ya han estrenado estos puntos de recarga han sido los del norte de Europa, los que, por cierto, también han acogido con mayor entusiasmo al coche eléctrico en los últimos años. A continuación, llegará el turno del entorno del Mediterráneo, de España, Francia e Italia. En España se está valorando la posibilidad de instalar varios puntos de recarga rápida, empezando por uno que estaría a medio camino entre Madrid y Barcelona, otro que estaría a medio camino entre Lisboa y Madrid y al menos uno más que se instalaría en la zona sur del país.

Viajar entre Cadiz o Lisboa hasta Múnich o Berlín, o incluso más lejos, hasta el norte de Noruega, en un eléctrico como el Tesla Model S será viable muy pronto. La experiencia será muy diferente a la de parar para repostar con cualquier coche con motor de combustión y el inconveniente, obviamente, mayor. Pensemos en que el Tesla Model S tendrá que parar cada 300-400 kilómetros (a velocidades de autopista) en un punto de recarga y esperar 40 minutos para repostar un 80% de la carga máxima de las baterías, es decir, lograr una autonomía para afrontar otros 300-400 kilómetros antes de volver a parar.

También podemos realizar una recarga completa, aunque eso ya conllevaría 75 minutos; o incluso una recarga corta, de 20 minutos, para cubrir otros 250 kilómetros. Definitivamente, hacer una parada de 20 o 30 minutos cada 300 o 400 kilómetros no es un handicap tan importante, de hecho resulta incluso recomendable para el descanso del conductor.

Tesla Supercharger

En el mapa superior puedes ver cómo quedaría el corredor de puntos de recarga que Tesla ha diseñado para que sus clientes puedan recorrer toda Europa con la autonomía disponible en su Model S.

Tesla Supercharger

En el mapa superior ya puedes ver cómo ha quedado construido el corredor de los Estados Unidos, el que da servicio en el área oriental y el área occidental del país y además une ambas costas. A finales de 2015 existirán infinidad de corredores para unir ambas costas y cubrir una superficie mayor del territorio de Canadá.

Fuente: Tesla Motors
En Diariomotor: Prueba del Tesla Model S

Tesla Supercharger

Comentarios...

No está permitido comentar.