CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Coches autónomos

2 MIN

La conducción autónoma avanza a paso firme dentro del ejercito de los EE.UU.

David Clavero | 14 Jun 2014

A comienzos del pasado mes de Febrero, te contamos en Tecmovia cómo el ejercito de los Estados Unidos en colaboración con el fabricante Lockheed Martin, había probado con éxito la aplicación de la tecnología de conducción autónoma en vehículos militares. Aunque los detalles en aquel mommento se centraban en el potencial de la tecnología y el éxito cosechado en los escenarios propuestos, sería en una segunda etapa cuando se conocerían más detalles del proyecto.

Vehículos autónomos y drones son el futuro del vehículo militar

La conducción autónoma avanza a paso firme dentro del ejercito de los EE.UU.

Pues bien, esa segunda etapa de evolución ya se ha realizado y el departamento TARDEC (US Army Tank Automotive Research, Development and Engineering Center), ha conseguido importantes avances. Los requisitos de esta segunda etapa se centraban en aumentar la velocidad de funcionamiento del convoy, así como conseguir implicar a más vehículos en el escenario propuesto.

La velocidad máxima ha conseguido alcanzar los 64 Km/h, mientras que han sido un total de 7 los camiones militares implicados en el último gran ensayo experimental. La tecnología de conducción autónoma aplicada en estos vehículos militares está basada en los sistemas que conocemos en proyectos como el que está realizando Google o Ford. Posicionamiento GPS y tecnología LIDAR son los encargados de reconocer el terreno y la posición, mientras que es el software el elemento más complejo por capacidad de acción/reacción y habilidad para reconocer objetos, personas, animales, etc.

Tras completar esta segunda fase, el ejercito de los Estados Unidos habla sin tapujos de una aplicación en sus vehículos para el año 2020. Hablamos de apenas 6 años en los que todavía queda mucho por hacer, pero donde se ha demostrado que la conducción autónoma aplicada a fines militares posee un elevado potencial al eliminar el factor humano de la ecuación.

Del mismo modo no hay que olvidar que el control remoto sigue siendo otro de los grandes pilares en todo vehículo militar. Los drones se han hecho imprescindibles dentro de la primera línea, lo cual no es excluyente en todo vehículo autónomo. Así, este programa de conducción autónoma, además de poder autogobernarse por sí sólo, permite que un usuario controle su funcionamiento a miles de kilómetros de distancia.

Fuente: GreenCarCongress En Tecmovia: EE.UU. prueba con éxito la conducción autónoma con fines militares