27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Así trabajan, mano a mano, robots y operarios en la fábrica de Audi en Ingolstadt

( @davidvillarreal ) el

Lo habitual en una fábrica moderna, de un constructor con un gran volumen de producción, es que las líneas de las que salen nuestros automóviles cuenten con más «empleados» robóticos que humanos. Eso tiene una explicación. Los robots no solo pueden trabajar prácticamente 24 horas ininterrumpidas y manejar cargas que para un humano no sería posible, o incluso podría llegar a ser peligroso, sino que también son extremadamente eficientes a la hora de realizar labores muy repetitivas con absoluta precisión y, en definitiva, preservar la calidad y la productividad de la factoría. Lo que no es tan habitual es ver a un robot y a un empleado – humano – trabajando codo con codo. Y eso es algo que Audi acaba de implantar en Ingolstadt.

Audi ha incorporado un nuevo robot capaz de trabajar junto con sus operarios, sin barreras físicas, para delegar en él tareas repetitivas.

Entre un robot y un empleado siempre suele existir una barrera física. Los brazos robóticos suelen trabajar en tramos diferentes de la línea de una fábrica, generalmente por cuestiones de seguridad. También hay que tener en cuenta que los robots a menudo, aunque no siempre, trabajan con piezas realmente grandes y pesadas, paneles de carrocería, lunas…

Pero en su afán por mejorar la productividad de la planta de Ingolstadt, las líneas en las que se producen los modelos Audi A4, Audi A5 y Audi Q5, la marca alemana ha logrado introducir un robot que trabaja mano a mano con sus empleados.

audi-robots-ingolstadt-01-1440px

Delegando una tarea repetitiva en un robot la mejora de la productividad y la calidad es más que evidente.

Los trabajadores siguen siendo imprescindibles por varias razones. Primero, para supervisar el funcionamiento de las máquinas, de los robots. Segundo, para labores más delicadas, como el ajuste de ciertos revestimientos o piezas determinadas, como el depósito de expansión del líquido anticongelante. En ese punto concreto, Audi ha querido facilitar el trabajo de sus empleados, y además librarles de una tarea repetitiva, delegando en un robot que han apodado como PART4you.

El robot no va a encargarse de ajustar el depósito, pero sí de extraerlo de la caja, acercarlo a las manos del operario y dejar que este, en última instancia, se encargue de colocarlo en su sitio. Aunque la tarea del robot parezca sencilla, los responsables de calidad de Ingolstadt se habían percatado de que lo repetitivo de esta tarea podía conllevar problemas.

Según Audi, el robot es capaz de realizar esta tarea tan rápido como cualquier operario y, es más, ni se equivoca, ni sufre el cansancio que genera el movimiento repetitivo. De ahí que los nuevos robot PART4you vayan a incorporarse a otras secciones de sus líneas de producción, sobre todo para tareas que impliquen recoger una pieza de una caja antes de colocarla.

Fuente: Audi
En Tecmovia: El robot aparcacoches de Düsseldorf, ¿te fiarías de una máquina que aparca por ti?

audi-robots-ingolstadt-02-1440px