Actualizado 07:40

370 CV de músculo y mucho aluminio: el BMW M2 Coupé es el nuevo benjamín de la familia M

( @sergioalvarez88 ) el

El BMW M2 Coupé es el nuevo integrante de la familia de BMW Motorsport. Se trata de la versión más deportiva de la Serie 2 Coupé de BMW y un claro sucesor del BMW Serie 1 M Coupé, lanzado en 2010. Como digno heredero de la tradición de coupés compactos de altas prestaciones de BMW, promulga el dinamismo y el equilibrio dinámico como sus principales virtudes. Para cumplir con sus antepasados, el BMW M2 Coupé trae bajo el brazo un motor 3.0 TwinPower Turbo con 370 CV de potencia y una dieta de adelgazamiento a base de aluminio.

El Serie 2 Coupé ha pasado por el gimnasio

Es un coche mucho más musculoso, que inspira temor a otros deportivos e incluso desconfianza a su hermano el BMW M4…

Fijaos en sus curvas. El BMW Serie 2 Coupé ha pasado por el gimnasio y se ha convertido en el bestial M2 Coupé. Pintado en el espectacular azul Long Beach Blau metalizado, se ofrecerá también en blanco Alpinweiß, negro Black Sapphire y gris Mineralgrau. Sus pasos de rueda se han ensanchado y en ellos habitan llantas de aleación ligera y 19 pulgadas de color oscuro. El frontal está cuajado de tomas de aire, con los LEDs diurnos marcando una mirada poderosa que nos recuerda sin remedio al BMW M4, su hermano mayor.

En la zaga, cuatro colas de escape asoman por debajo del paragolpes, enmarcadas en un disfusor más que necesario, habida cuenta la velocidad máxima de este deportivo de 4,47 metros de largo. Un pequeño spoiler remata el portón del maletero con elegancia. En el interior la fibra de carbono adorna la consola central, mientras colocamos nuestras manos en un volante deportivo, sólo de serie en los Motorsport con todas las letras. Su ribeteado es de colores azul y rojo, clara alusión a lo colores de BMW Motorsport.

La tapicería también tiene un ribeteado azul, a juego con la carrocería o las pinzas de freno, también de color azul. Los asientos deportivos no son semibacquéts, pero estoy seguro de que el catálogo de extras permitirá solucionar esta pequeña carencia.

Con 370 CV, es casi tan rápido como el BMW M4

Si adquirimos el M Driver’s Package, el limitador nos permitirá llegar a los 270 km/h.

El alma máter del BMW M2 Coupé es su motor 3.0 TwinPower Turbo. Es un seis cilindros en línea turboalimentado de gasolina, que desarrolla 370 CV a 6.500 rpm, con un tremendo par motor máximo de 465 Nm entre las 1.400 rpm y las 5.560 rpm. Este propulsor monta un cárter específico y una bomba de aceite extra que permite una lubricación efectiva en las situaciones más extremas de conducción, cuando el vehículo soporta grandes fuerzas G. De serie, equipa una caja de cambios manual de seis relaciones, como es debido.

Opcionalmente, también puede equipar una caja de cambios DKG de doble embrague y siete relaciones. Es mucho más efectiva, y permite un 0 a 100 km/h de sólo 4,3 segundos (4,5 segundos con caja manual). Con la caja de cambios DKG, el BMW M2 Coupé acelera tan rápido hasta los 100 km/h como un BMW M4 con caja de cambios manual. Con un peso de 1.495 kg, es 35 kg más ligero que un M235i. Consigue ser más ligero gracias al uso extensivo del aluminio en los brazos de la suspensión. También monta los ejes de aluminio de los BMW M3 y M4, un prodigio de rigidez.

Los discos de freno son de material compuesto, y tienen 380 mm de diámetro en el eje delantero.

En el plano dinámico no podría faltar un diferencial activo. Se llama Aktive M y permite distribuir de forma activa la potencia entre las dos ruedas del eje trasero. La efectividad del sistema se ha puesto a punto en Nürburgring, donde también se ha afinado el tarado de los modos de conducción personalizables. Estos modos de conducción ajustan la respuesta de los controles, motor y suspensión a nuestra voluntad. Incluso cuenta con un botón que nos permitirá hacer drifting. Pero esa es otra historia.

Nos quedamos con el retorno de uno de los M más queridos, un digno sucesor para el BMW M135i – y un digno heredero de la estirpe que nació con los 2002 turbo y M3 E30 – que no podemos ya esperar a ver en acción. Si tuviese que comprarme un BMW ahora mismo y tuviese el dinero suficiente, tendría clara mi elección.

En Diariomotor:

BMW M4 GTS, ¡inyección de agua y 500 CV para el M más radical de la historia!

Exprimiendo un chasis espectacular a golpe de toneladas de par: BMW M4 Coupé a prueba