Así suenan 7 Koenigsegg, miles de caballos de potencia, rugiendo a la vez (vídeo)

 |  @davidvillarreal  | 

Encontrarte con una manada de deportivos Koenigsegg es una experiencia única y muy poco común. Pero en la ciudad suiza de Ginebra, y coincidiendo con el salón internacional que allí se celebra el primer martes de marzo cada año, en ocasiones se producen acontecimientos únicos. Acontecimientos como cruzarte con 7 Koenigsegg haciendo rugir sus motores a la vez, como veremos en este vídeo.

Koenigsegg reúne a sus clientes en Ginebra coincidiendo con el salón internacional,
en una comitiva que deleita a los viandantes que pasean por las calles de la ciudad suiza esos días

Como de costumbre, Koenigsegg estuvo presente en el Salón de Ginebra, en un stand más poblado que nunca, en el que se dejaron ver dos Koenigsegg Regera en British Racing Green y en una combinación en dos tonos, en rojo y fibra de carbono “desnuda”. También estuvo presente el Koenigsegg Agera RS Gryphon, e incluso el nuevo motor V8 que Koenigsegg suministarará a Spyker para su nuevo superdeportivo.

Y como cada año, además de los deportivos presentes en el stand, por las calles de Ginebra, deleitando a los viandantes, se dejaron ver varios Koenigsegg.

El avistamiento se debe a la comitiva de deportivos Koenigsegg que cada año organiza este fabricante sueco para reunirse con algunos de sus clientes, y que se unen a los deportivos ya presentes, en el salón, y fuera de este, y al equipo de trabajadores de Koenigsegg con Christian von Koenigsegg a la cabeza.

Pasear por las calles de Ginebra la primera semana de marzo es más que suficiente para encontrarnos con un despliegue de deportivos y coches de lujo que difícilmente podremos volver a ver en un área tan reducida cualquier otro día del año. Muy recomendable es visitar la zona del lago y el Pont du Mont-Blanc y los hoteles Four Seasons y Ritz-Carlton, que es donde se suelen agolpar más deportivos, y los más caros y exclusivos, como bien pudo comprobar este otro youtuber (ver vídeo superior), que además de encontrarse con la comitiva de Koenigsegg pudo contemplar otros muchos deportivos de esos que no se ven todos los días por la calle.

En Diariomotor:

Lee a continuación: A pesar de la destrucción del conflicto, este coleccionista de clásicos de Alepo no ha perdido su pasión

  • Gilo

    Me encantaría estar en Ginebra esa semana, a parte de ir al Salón, poder ver esas maravillas por las calles.