En vídeo: así es como los policías de California aprenden a conducir al límite, pero sin excederse

 |  @sergioalvarez88  | 

Este vídeo ha sido grabado por la CHP, la California Highway Patrol. La policía estatal de California se encarga de patrullar la red viaria del inmenso estado, hogar de casi 30 millones de personas. Las fuerzas de policía reciben una instrucción específica en el manejo de vehículos, tanto teórica, como práctica. Conducción defensiva, técnicas evasivas, maniobras para sacar a los malos del asfalto… ninguna sería efectiva sin una buena teoría de respaldo. Por eso este vídeo teórico es tan interesante.

El vídeo insta a la moderación en el uso del acelerador, y a abandonar la confianza ciega en el ESP.

El vídeo demuestra en términos empíricos la diferencia entre el sobreviraje y el subviraje, así como los motivos por los que se producen. Todo ello, acompañado de imágenes de un Ford Crown Victoria policial marcándose unos derrapes de campeonato de drifting. Posteriormente, el vídeo explica cómo se debe actuar ante superficies de baja adherencia, así como la correcta modulación de acelerador y frenos para evitar pérdidas de control del vehículo. Por último, habla de los controles electrónicos de estabilidad.

Y de una característica en concreto: el ESP no hace magia. No puede doblar o alterar las leyes de la física. Son una asistencia a la conducción, y como tal, no pueden evitar que nos accidentemos si nuestra inercia excede sus capacidades, por ejemplo. El vídeo recomienda moderación, y una adecuación de nuestras capacidades de conducción al pilotaje del coche. Básicamente, dice a los policías que “no se crean pilotos” y conduzcan con precaución, dentro de cada situación.

En Diariomotor: