Biscúter, microcoche español de los años 50

 |  @omiguel  | 

Este microcoche es una de las pequeñas joyas de fabricación española en los años 50, nacida en una época en la que la falta de materias primas aumentaba el interés por los vehículos de pequeño tamaño y moderado consumo.

Su nombre se debe a la españolización del nombre original, BiScooter, con el que lo bautizó su creador, el ingeniero francés Gabriel Voisin. En nuestro pais la fabricación corrió a cargo de Auto Nacional S.A y fue más conocido por “Zapatilla”.

El Biscúter era un biplaza que se denominaba así porque tenía el tamaño de dos motocicletas Scooter, además de que su potencia era la misma que la de dos de estas motocicletas juntas: 9 Cv. Con una caja de cambios de 3 velocidades, aunque sin marcha atrás, conseguía alcanzar una velocidad máxima de 70 km/h, una velocidad muy respetable para un vehículo de estas características.

A medida que fue calando en el mercado español, se realizaron nuevas carrocerías sobre la misma plataforma:

200c, versión comercial:

Biscúter, microcoche español de los años 50

200f, versión coupè:

Biscúter, microcoche español de los años 50

Imitación del Seat 1400 con nueva carrocería sobre la plataforma del Biscúter:

Biscúter, microcoche español de los años 50

Versión de 4 plazas diseñada por el propio Voisin.

Biscúter, microcoche español de los años 50

Nuevo diseño del Biscúter de los años 80:

Biscúter, microcoche español de los años 50

Fotografía de una reunión de propietarios del Biscúter:

Biscúter, microcoche español de los años 50

Durante la época en la que se presentó el Biscúter otros microcoches empezaban a ser conocidos en toda Europa, tales como el BMW Isetta.

Vía: Wikipedia

Enlaces relacionados: Grupo 7

Lee a continuación: Fiat 500 con dos cilindros, ¿tiene sentido?

  • Pingback: Mitsuoka Microcar, monta tu propio coche — Diariomotor()

  • Pingback: Tramontana revelará su superdeportivo en Ginebra — Diariomotor()

  • Pingback: mySMARTbb.info » biscuter()

  • como trabajador en la construccio’n en nuestros queridos Biscuter y su recuerdo inolvidable me pongo a la disposicion de los lectores y clubes que quieran saber la verdad de esta maravilla que ahora con la prosperidad española algunos hablan de el peyorativamente Francisco

  • Todavia recuerdo el primer dia del ingreso a la firma AUTONACIONAL S.A. con mis 14 años y un 4°de bachiller inconcluso y futuro sueño de ingeniero fustrado po la muerte de mi padre a los 38 años.
    El taller que era de mecanica,tenia un largo pasillo de entradaque desembocaba a una enorme nave;yo creia que eso seria la continuacio’n de la escuela,es decir escuela industrial,pero no lo primero que me dijo el jefe fue’:empieza a barrer desde el fondo hasta aqui,ten en cuenta que se tiene que poder comer en el suelo;los dias pasaban no se cuantos,pero se me hicieron eternos un dia,el jefe me llama para darme una tarea mas fina,cual era?pues en un pequeño patio que habia a un costado debia limpiar con un pincel y petroleo todas las piezas sucias de grasade los autos cajas de cambio diferenciales etc.
    Esta tarea debia haberse hecho desde mucho antes de mi llegada,pues nunca supe cual era el grosor de la costra de grasa que tenia el suelo:luego de esto pase de ayudante de electricista(chispa)esto ya me gustaba mas,fue por esa epoca que se incendio’ el deposito de combustiblesdonde habia tambores de petroleo, gasolina,gas-oil,aceites etc.se dijo que un operario no muy avispado,habia ido a cargar el encendedor bajo el grifo del tambor,y luego probo’ el mismo para ver si funcionaba,no les digo las llamas que salian pero por suerte todo termino bien.
    Luego vino el “misterio”acostumbrados a trabajar en autos EUCORT DKW CITROEN de la epoca,un dia aparecieron a un costado de la nave unos toldos tipo telon de teatro enorme,donde para muchos estaba prohibido atisbar su contenido. enorme fue’ mi sorpresa cuando al correr la lona me encontre’ con el que iba a ser mi amor con ruedas de toda la vida EL BISCUTER.

  • BISCUTER segunda parte.
    el BICUTER fue’ un flechazo a primera vista,me encanto’ y se ve que a el tambien le guste,a partir de este momento no quise separarme mas de el y no lo hice,trabaje de todo en el electricidad,mecanica,decapado del duraluminio,etc.
    Tiempo despues los llevaron para hacer la prueba de los seis dias y seis noches,fueron muy valientes y pese a las inundaciones volvieron triunfantes y con barro por todos lados,evidentemente mi jefe se dio cuenta de mi intere’s por el BISCUTER y cuando se abrio’ la fabrica en San Adrian me mando para alli.
    En la fabrica habia un clima muy especial llegabamos todos yo con mi GUZZI 65 antes de la hora de entrada,para poder reirnos con los chistes y dichos de los compañeros,sobretodo andaluces ,que nos hacian iniciar el dia con optimismo,eso si todos los dias menos los lunes,dia que casi siempre faltaban los chistosos;se trabajaba mucho pero mucho mucho pero con alegria,parecia que el simpatico autito transmitia optimismo a todos,a veces muchas veces entrabamos a las 8 de la mañana y haciamos horas extras que nos hacian salir a las 9 o 10 de la noche,yo siempre era voluntario a las extras,ya que esto me permitia llevarle unas pesetas mas a mi mama,recuerdo que ganaba bien,pues era el doble que un peon de la construccio’n y yo era un adolescente. continuara’