comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Consecuencias de una baja presión en los neumáticos, vídeo

Hace tiempo ya os hablábamos de los peligros de circular con una presión inadecuada en los neumáticos: más contaminación, desgaste anormal de los neumáticos y una acuciante falta de seguridad. Hoy nos centraremos en los peligros de circular con una presión en los neumáticos inferior a la recomendada por el fabricante. Nuestros compañeros de Circula Seguro nos explican detenidamente los riesgos y nos obsequian con un vídeo que disipa cualquier duda.

Uno de los problemas que aparece con una presión de inflado inferior a la normal es la mayor resistencia del neumático al rozamiento con el asfalto. Al aumentar su superficie de contacto con el suelo aumenta significativamente el consumo de combustible de nuestro coche y se desgasta de manera irregular, acortando la vida útil de la goma en muchos miles de kilómetros. Ese mismo rozamiento excesivo termina por provocar situaciones de peligro en forma de potenciales reventones.

La dinámica de nuestro vehículo también se ve seriamente afectada. Si tenemos los neumáticos del tren delantero muy desinflados el coche tenderá a subvirar en cualquier situación, si es el tren trasero el que tiene los neumáticos con poca presión el coche tenderá a irse de atrás, es decir, sobrevirará. Ambas situaciones son muy peligrosas y tienen una explicación común, con una baja presión las gomas son poco resistentes a la deformación: las propias inercias del coche causan estos efectos no deseados sobre su comportamiento.

Bajo fuertes apoyos, o en una situación en la que nos veamos forzados a efectuar una esquiva violenta, el peligro de desallantamiento está muy presente. Con tan sólo un bar menos de presión sobre la recomendada por el fabricante la distancia de frenado aumenta considerablemente, mucho más sobre mojado. En contra de lo que pueda parecer, más superficie de contacto con el suelo no disminuye los metros que tarda nuestro vehículo en detenerse. El temido aquaplaning es seguro si pasamos sobre una zona encharcada con los neumáticos poco inflados.

Por vuestra seguridad, la de los demás, por vuestro bolsillo y por el medio ambiente recordad comprobar al menos una vez al mes la presión de los neumáticos. A continuación podéis ver un vídeo en que se comparan situaciones con neumáticos bien inflados y subinflados. El conductor del Renault Scénic es un experto y hace la demostración en un circuito cerrado. Si os ha quedado alguna duda tras leer el artículo ved el vídeo, os aseguro que no os quedaréis impasibles.

Vía: circulaseguro En Diariomotor: La incorrecta presión de los neumáticos aumenta la contaminación y disminuye la seguridad, La prueba del Alce con y sin control de estabilidad, vídeo, Uso y mal uso de los intermitentes