Roush Superformance Special Edition MkIII-R

 |  @omiguel  | 

Cuando un clásico “versioneado” se lleva todas las miradas en un evento a sus creadores se les saca siempre una sonrisa, no es fácil poner las manos en un bella creación y hacerla todavía más bonita. ROUSH Performance y Superformance son protagonistas de uno de esos momentos con el Special Edition MkIII-R, otra vuelta de tuerca sobre el roadster biplaza Shelby Cobra ensalzando totalmente a este mito.

Confiando en el contraste del rojo y el gris, el MkIII-R incorpora detalles con los que perderse por cada ángulo. Insignias de Roush dan paso al brillo metalizado de los bordes de las lámparas o de las barras antivuelco que protegen a los dos pasajeros que pueden sentir simultáneamente el arte de este modelo. Lo largos tubos laterales de escape o las llantas de aleación, homenaje claro a las originales, lucen elegantes a pesar de estar inscritas con un tono bastante apagado.

Roush Superformance Special Edition MkIII-R

En el interior de este diamante no falta un cuidado diseño que no se aleja de la norma. Pintado en negro el salpicadero plano incorpora todas las agujas que se puedan necesitar y el botón “Fire” de la felicidad. El tacto de la buena calidad se aprecia igualmente en los asientos con tapizado de cuero, realizados en franjas como antaño, o en el volante que también está cubierto de piel.

Roush no se pierde de poner su marca con la calidad de sus piezas y con otros detalles como el logo en el centro de la rueda de dirección, su nombre en las alfombrillas y lo más original: la firma de Jack Roush en la tapa de la guantera. Una muestra de ego que hace al MkIII-R sea todavía más especial.

Roush Superformance Special Edition MkIII-R

Este exquisito trabajo puede personalizarse con un listado amplio de motores aunque sin dudarlo un segundo el que más atrae es el frondoso V8 de 7 litros que de forma atmosférica – ¿aceptaríamos turbo en este caso? – ofrece un caudal de 576 CV de potencia. Enlazada con el motor la transmisión cuenta con un diferencial autoblocante para ponerle control a tanta caballería.

El descapotable incluye una suspensión H&R que traslada mejor las sensaciones del asfalto y una equipación extra de seguridad con arneses para los ocupantes y un equipo de extinción de fuego para el “por si acaso”.

Este modelo está a la venta pero no como un ente completo sino que son partes añadidas que se pueden instalar, de forma independiente, sobre el Special Edition MkIII Roadster.

Roush Superformance Special Edition MkIII-R

Vía: seriouswheels

En Diariomotor: Ac Cars Cobra MkVI | HST Shelby Cobra EVX, clásico deportivo ahora convertido en eléctricoShelby Cobra Daytona Coupe LeMans Edition, potencia pura cortesía de Exotic Auto Restoration

Lee a continuación: Magia biturbo para conseguir 890 CV en un Corvette Z06