CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

2 MIN

El Infierno Verde está que arde, el Radical SR8LM bate su récord

Iván Palleiro | @Ivantxu | 22 Ago 2009

Los fabricantes de superdeportivos están dando buena cuenta de la temporada estival en el famoso trazado de Nordschleife y si esta semana conocíamos que Gumpert se acercaba un poco más al tiempo reinante del Radical SR8, los británicos no han tardado en contestar y no ha podido ser de una forma más autoritaria.

La expedición del fabricante asentado en Peterborough contaba entre sus filas con un Radical SR8LM, una evolución del SR8 de 360 CV que hasta ahora poseía la vuelta más rápida. En el corazón de esta bestia de calle pensada para el circuito se encuentra un motor de una Suzuki Hayabusa atmosférico, modificado hasta alcanzar los 455 CV y con un límite de revoluciones de 10.500 rpm.

Radical SR8LM

La gente de Radical estaba tan segura de su coche que el propio Michael Vergers, piloto encargado del asalto al tiempo en el trazado germano, condujo el bólido desde la fábrica en el Reino Unido hasta el mismísimo Infierno Verde y dejaba así bien claro que este coche puede circular con toda legalidad por carreteras públicas. Otro dato curioso es que usaron un único juego de neumáticos, que los acompañó en todo el viaje hasta Nürburgring y además con estas gomas consiguieron el escandaloso tiempo de 6:48.

Tras conseguir la nueva marca el piloto Michael Vergers declaraba que “El coche fue genial. Podía empujar muy fuerte y se notaba mucho más rápido que el anterior SR8 en 2005”. A lo que Mick Hyde, co-fundador de la empresa, añadía: “Hemos probado que el SR8LM no es solamente el mejor coche para llevar al circuito, pero que es lo suficientemente práctico para conducirlo hasta el circuito y volver. Es un genuino deportivo de producción, con genuinos credenciales de rendimiento”.

Vía: autoblog

En Diariomotor: Un Nissan GT-R apagará fuegos en el Infierno Verde, Nieve en el Infierno Verde, el terreno de juegos de Nissan y Porsche, Vídeo del Nissan GT-R quemando el infierno verde