comscore
MENÚ
Diariomotor
Varios

3 MIN

En tres años destroza diez coches exóticos

“Dios da pan a quien no tiene dientes”. Es lo primero que pensaba al acabar de leer el especial de Wrecked Exotics sobre un empresario estadounidense, dueño de una compañía de seguros. Esta persona de 73 años – para nada joven e imprudente – reside en Florida y su gran fortuna le permite tener acceso a multitud de superdeportivos y coches exóticos. Lo que ya no me parece nada bien es que en tres años haya destrozado diez joyas sobre ruedas, por un valor que supera con creces las siete cifras.

Tras el salto podréis deleitaros horrorizaros con los diez coches – entre ellos clásicos, superdeportivos y prototipos – que este hombre ha destrozado en los tres últimos años, saliendo indemne de algunos choques espeluznantes. Se comenta que este hombre suele “picarse” en carreteras públicas con otros coches y que sigue conduciendo como un loco tras la cantidad de accidentes que ha tenido. No me extrañaría que su propia compañía se niegue a asegurarle más deportivos.

Sólo hay imágenes reales de tres accidentes, pero creo que es suficiente para no amargaros la nochevieja, dejamos que vuestra imaginación haga el resto. No digáis que no os avisamos.

  • Golpeó por detrás a una pick-up Ford F-350 mientras competía con un Lamborghini Gallardo en su Ferrari F355. No ha quedado mucho del frontal del coche.

  • Siniestro total ha quedado su Ferrari 360 Spyder al chocar contra una fuente a la entrada de su mansión. Iría con prisa porque de lo contrario no me lo explico. A pesar de la violencia del golpe y el estado en el que ha quedado el superdeportivo italiano nuestro manazas sólo sufrió rasguños sin importancia.

  • Otro Ferrari 360 Spyder se va al desguace. La causa: se tragó una palmera a 100 km/h, al salirse de una vía. Teniendo en cuenta sus antecedentes dudo que fuese un simple accidente.

  • Sólo cincuenta Chevrolet Camaro Yenko se produjeron. Este muscle car de culto, potenciado por un afamado preparador en los años 60, acabó destrozado al mando del estadounidense.

  • Conduciendo en circuito destrozó un Ferrari F430 Spyder. Parece que le van los descapotables.

  • En otro circuito, Palm Beach International Raceway, se salió de pista, poniendo fin a la vida de uno de los 139 Bugatti EB110 producidos en los años 90. Con seguridad su V12 quad-turbo de 3.5 litros y 550 CV ha sido demasiado para sus habilidades.

  • Ya me contaréis como se consigue destrozar un Ford Model T del año 1909. Su motor de 20 CV apenas tiene potencia y su velocidad máxima era de 64 km/h.

  • Adquirido en una subasta por 88.000$ uno de los dos Ford Indigo Concept producidos también falleció a causa de este personaje. Presentado en 1996 con una estética de carreras, llevaba un motor 6.0 V12 de 450 CV de potencia, que posteriormente se ha como base para el desarrollo de los V12 que mueven a los Aston Martin.

  • Un Ferrari Dino corría la misma suerte en un accidente de carretera.

  • Finalmente, dos Caterham y un Westfield sufrieron accidentes en pista que los dejaron siniestro total. Puede haber tenido que ver su tracción trasera, peso pluma y unas manos nada finas.

Vía: Wrecked Exotics En Diariomotor: Un McLaren F1 sufre una combustión espontánea | Accidente de un Ferrari California desbocado | Accidente de un Aston Martin DBS durante el rodaje de la última película de James Bond