El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

 |  @sergioalvarez88  | 

Tucker Cars quebró en 1948 tras sólo 51 coches producidos. La empresa de Preston Tucker produjo 51 unidades del fantástico Torpedo antes de quebrar. Los Tucker Torpedo alcanzaron un estado de clásico del automovilismo muy pronto, actualmente subastándose unidades por más de un millón de dólares. Los Torpedo destacaban por su ingente espacio interior, su motor de helicóptero en posición trasera y sus tres luces de cruce. ¿Pero cómo os quedáis si supiéseis que hubo un Tucker descapotable?

Benchmark Classics of Wisconsin tiene en su poder el único ejemplar creado, y se subastará en la Russo and Steele’s 10th Annual Auction del 20 al 24 de enero. Se espera que supere ampliamente el millón de dólares, yendo a parar a las manos de algún coleccionista bien apoderado. Ahora bien, ¿es un ejemplar auténtico? Muchos clubes de aficionados a Tucker tienen serias dudas al respecto y desde hace décadas se desatan auténticas guerras de tinta sobre la existencia o no existencia de este clásico.

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El coche fue comprado por Benchmark Classics a Alan Reinert, quien lo poseaía desde hacía mucho tiempo. Tuvieron que creer en la originalidad porque a cambio Reinert recibió un Chevrolet Corvette del 57 completamente restaurado, un valioso Ford Thunderbird del 2003 “.007 Edition” y una gran suma de dinero. A cambio el taller de Winconsin obtuvo un Tucker Convertible a medio montar y sin registros escritos de ningún tipo, aparentemente un proyecto secreto de fábrica.

El chasis lleva estampado el número 57 en muchos puntos, lo que indica que era el chasis número 57 construído por Tucker. El propulsor es un Franklin-Tucker auténtico de seis cilindros, la capota del coche está montada pero faltaban los paneles de la zaga. Concretamente la capota usa un mecanismo General Motors con piezas creadas por Tucker, así como el sistema de anclado, también Tucker. Las principales dudas de su autenticidad están relacionadas con dicho mecanismo.

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

Estado original de compra

Tras la quiebra y liquidación de Tucker muchas piezas fueron vendidas, y se cree que el Tucker Convertible no es más que un proyecto artesanal de un buen aficionado. Benchmark Classics lo niega y muestra cómo el chasis fue reforzado y modificado para incrementar la rigidez torsional al quitar el techo. Pasaba a tener dos plazas traseras, que el taller de restauración hubo de tapizar, así como buscar parte de la instrumentación y restaurar algunas partes oxidadas o mal pintadas de la carrocería.

Sea como sea, el resultado final es simplemente impresionante, para quitarse el sombrero ante la belleza de sus líneas. Pintado en color azul y con la capota en color crema, es la elegancia personificada. El coche ya ha pasado su bautismo de fuego en un el evento Hershey de clásicos y en unas pocas semanas cambiará de manos.

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

El único Tucker Convertible se subastará a fin de mes

Vía: Straightline
Web oficial: Tucker Convertible
En Diariomotor: Algunas super berlinas clásicas con estilo, primera parte

Lee a continuación: Renault Mégane CC, ya tenemos el teaser del descapotable