BMW Classic Motorsport cuidará de sus mayores

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

De un tiempo a esta parte, las carreras de clásicos han experimentado un boom muy notable. Son ejemplos la Mille Miglia Classic o el Goodwood Festival of Speed. Los propietarios de antiguos coches de competición no sólo quieren admirar a sus máquinas estacionadas en un garaje, sino conducirlas en circuito. Y no podría estar más de acuerdo, para eso están hechas. Encerrarlas en un garaje es el equivalente a tener un águila real en una jaula, son bestias que necesitan estirar sus alas y gozar del vuelo.

Vuelo a ras de tierra, en el caso de los BMW Motorsport de competición, como el mítico BMW 3.0 CSL o el BMW M1 de las Pro-Series de principios de los años 80. BMW Classic ha decicido crear un nuevo departamento que dará cobertura sanitaria a sus mayores, esos corredores que de vez en cuando quieren estirar las piernas. Y cuando estiran sus piernas, se pone al límite de la resistencia sus motores y piezas, al igual que cuando competían en los campeonatos más prestigiosos de la época.

BMW Classic Motorsport cuidará de sus mayores

Aunque sus dueños no vayan a apretar tanto las tuercas es bastante posible que algo falle, alguna pieza se suelte o perdamos algún líquido. BMW Classic Motorsport entra entonces en escena, un equipo de mecánicos e ingenieros que además de reparar el vehículo puede llevar a cabo su mantenimiento rutinario en preparación de un gran evento. Si es necesario para las reparaciones incluso fabricarán desde cero nuevas piezas, conservando un rigor histórico muy debido, aunque a un precio me temo que nada asequible.

Al frente de BMW Classic Motorsport está Friedrich Nohl, que en su día fue uno de los ingenieros con más responsabilidades en el brazo de competición de BMW. El equipo de cualificados trabajadores también podrá llevar a cabo reconstrucciones de vehículos en aquellos muy dañados, o restauraciones completas. También tratarán vehículos Mini, que ahora es propiedad de BMW, y no olvidemos que MG-Rover – propietaria de Austin – ya no existe, al menos no creo que los chinos de SAIC se presten a este servicio.

La ópera prima de BMW Classic Motorsport será la adaptación a los circuitos de un Mini Cooper S Mark 1 de 1964 y la restauración de un BMW 1602 Touring, que ya se las ha visto con el circuito.

BMW Classic Motorsport cuidará de sus mayores

Vía: Skiddmark
En Diariomotor:

Lee a continuación: Los coches que no sabías que aún podías comprar nuevos (III)

Ver todos los comentarios 10