Auto Union Type C e-tron, el juguete eléctrico de Audi

 |  @vfdezd  | 

La saga de prototipos eléctricos de Audi etiquetados como e-tron sigue ampliando sus horizontes. Desde un deportivo basado en el R8 hasta una versión descapotable del mismo, pasando por el pequeño A1 e-tron, éstos son algunos de los modelos de la marca que han sido electrificados. Ahora, la marca ha ido más allá y ha decidido honrar a Auto Union, germen de lo que hoy es Audi, con la creación de un coche eléctrico diseñado en base a aquellos coches.

Se denomina Auto Union Type C e-tron y su diseño está inspirado claramente en los famosos Auto Union Type C que consiguieron grandes logros en competición allá por los años 40 del pasado siglo. Para quien se esté frotando las manos y quiera conseguir uno, antes hay que puntualizar que se trata de un modelo a escala 1:2 respecto a lo que sería el coche original, por lo que podemos afirmar que es un juguete muy caro con mera finalidad de exhibición

De hecho, no ha sido presentado en ningún Salón del Automóvil sino que será mostrado en la 62º Feria Internacional del Juguete de Nuremberg (Alemania), donde es la segunda vez que la firma hace aparición. Es más, Audi tendrá allí un stand completo en el que mostraran más realizaciones menos rocambolescas pero simpáticas, como es un coche a pedales (sobre el que se basa este Auto Union e-tron) o un futbolín diseñado por quattro gmbH similar al que ya habían creado en años anteriores.

Pero centrémonos en este pequeño Auto Union, que resulta sumamente atractivo. Al igual que los pequeños coches de los niños, éste monta un motor eléctrico aunque algo más sofisticado de lo normal. Genera 1.5 CV de potencia y un par motor de 40 Nm, aunque puede aportar picos de hasta 60 Nm. La energía eléctrica se almacena en celdas de ion-litio, y permiten una autonomía de hasta 25 km. La carga de las baterías se realiza en unas dos horas.

Aunque su tamaño esté reducido a la mitad, Audi asegura que puede albergar en su pequeño habitáculo a dos personas de 1.80 metros de alto. El coche mide 2.32 metros de largo y sólo 97 cm de ancho. Alcanza una velocidad máxima de 30 km/h, pero lo más curioso (y morboso, según cómo se mire) es que la fuerza se transmite exclusivamente a las ruedas traseras. Salvando las distancias, podemos considerarlo un Audi de propulsión trasera, algo impensable en sus coches de calle.

No parece que vaya a ser ofrecido al público, así que quien se haya enamorado de este capricho tendrá difícil conseguirlo. Eso sí, si finalmente llegara a fabricarse, a buen seguro que costaría un ojo de la cara, puesto que la versión a pedales se vendía por más de 10.000 euros. Por cierto, aunque en las fotos parezca que la carrocería es fibra de carbono, realmente no lo es aunque Audi no aclara de qué material se trata.

Vía: Car Session
En Diariomotor: Audi e-tron | Audi e-tron Spyder | Audi A1 e-tron y Audi A8 Hybrid

Lee a continuación: Así serán las electrolineras según Audi

Ver todos los comentarios 6