Los nuevos motores de BMW de 4 cilindros serán turbo

Fran López  | 

En estos tiempos donde impera el downsizing y la búsqueda de menores consumos y emisiones homologados por parte de los fabricantes, ¿hay sitio todavía para los motores atmosféricos de BMW de gasolina? Decir que los motores atmosféricos de la marca bávara de cuatro cilindros y, sobre todo, los seis cilindros en línea, siguen rayando al más alto nivel por prestaciones, entrega de potencia, suavidad de funcionamiento e incluso también por consumos no es ninguna exageración, pero parece que están en peligro de extinción.

Y es que si ya habíamos hablado anteriormente de la posibilidad de nuevos motores de baja cilindrada turboalimentados, incluso con tres cilindros, los seis cilindros en línea también podrían tener los días contados, siendo reemplazados por nuevos cuatro cilindros turboalimentados. Así, el catálogo de mecánicas de BMW para el futuro Serie 3, por ejemplo, quedaría compuesto por motores turboalimentados de baja cilindrada, por varias versiones del bloque de 2.0 litros (también turboalimentado en todos los casos) y por los motores de seis cilindros sólo para las versiones M o potencias más elevadas.

Es más que probable que en la próxima generación del BMW Serie 3, con código F30, los motores turbo sean absoluta mayoría en la gama. Mucho tiempo lleva rumoreándose que el próximo BMW M3 sería un seis cilindros sobrealimentado, con una potencia en torno a los 450 CV, diciendo adiós al actual V8. Seguirá presente el motor turboalimentado de 3.0 litros, con 306 CV en el 335i actual, pero ganará protagonismo un nuevo bloque de 2.0 litros turboalimentado en detrimento de algunos seis cilindros.

<a href=BMW X1" title="BMW X1" src="https://www.diariomotor.com/imagenes/picscache/750x/BMW_X1_2011__750x.jpg"/>

Este nuevo motor con bloque realizado en aluminio, de cuatro cilindros, 2.0 litros y turboalimentación cubriría distintos niveles de potencias, tan sólo variando el turbocompresor y la gestión electrónica, y tendría su tope en los 245 CV del más potente, con turbo Twin Power, distribución variable Doble VANOS e inyección directa. Motor que, por cierto, se estrenará en el ya anunciado BMW X1 xDrive28i. Las versiones menos potentes contarían con un turbocompresor convencional (en lugar de la sobrealimentación twin-scroll).

Otras de las mejoras de este motor están en su diseño y fabricación, ya que el bloque de aluminio tiene un revestimiento interno en sus cilindros de sólo 0.3 milímetros, mediante tecnología de hierro pulverizado, al contrario del tradicional revestimiento de hierro fundido más grueso, con 1.5 mm de espesor, lo que se traducirá en un peso ligeramente menor.

Es de esperar, por tanto, que en los nuevos BMW Serie 3 que veremos a partir de 2012 los cuatro cilindros ganarán importancia en la gama, pero eso no quiere decir que vayan a desaparecer los seis cilindros en línea: para acceder a ellos, tendremos que irnos a potencias ligeramente superiores a estos 245 CV.

Vía: Carscoop
En Diariomotor: BMW X1 xDrive28i con motor TwinPower Turbo | Así serán los nuevos BMW Serie 3 y BMW M3 | El futuro del BMW Z4 pasa por los cuatro cilindros turboalimentados

Lee a continuación: La tierra de los V8 se pasa a los cuatro cilindros

Ver todos los comentarios 55