El caso Pedalgate sigue vivo

 |  @vfdezd  | 

Lexus ES350, modelo que desató el caso Pedalgate

¿Cuánto hace que estalló el caso Pedalgate? El revuelo a nivel internacional comenzó allá por 2009, aunque ya se conocían denuncias de casos anteriores a esa fecha. En los últimos meses no le hemos dado demasiada importancia porque todo parecía más o menos cerrado, pero resulta que aún sigue coleando este asunto.

En febrero de este mismo año se puso punto y final al litigio abierto por el primer caso reconocido por Toyota, curiosamente mediante un acuerdo extrajudicial. Después de este hecho, tras la cantidad de multas y llamadas a revisión que ha tenido que afrontar Toyota, parecía que el caso estaría cerrado pero ahora se ha sabido que va a ser retomado después de que se hayan descubierto supuestamente fallos en el informe encargado a la NASA.

El organismo aeroespacial tuvo como misión analizar a fondo la electrónica de todos los modelos afectados por el problema de la aceleración inintencionada, pero ahora se han presentado alegaciones que afirman que la NASA analizó menos del 5% de los códigos presentes en los dispositivos electrónicos de los diferentes modelos.

Hasta ahora, se creía que el fallo se debía a problemas mecánicos (un fallo en una pieza del acelerador que provocó masivas llamdas a revisión) pero los demandantes siguen pensando que se debe a un problema electrónico que no ha sido detectado debido a esa supuesta mala investigación de la NASA. Es más, se atreven a asegurar que el problema se debe a la estructura cristalina de ciertos filamentos de estaño que están presentes en los dispositivos electrónicos.

Esta reapertura del caso, llevada a cabo por los abogados representantes de cientos de afectados, significa que aún quedan varios meses de discusiones, juicios y demás parafernalia para seguir intentnado exprimir al máximo la vulnerabilidad por la que atraviesa Toyota en EEUU.

Fuente: LeftLane
En Diariomotor: Pedalgate: no se encuentran fallos electrónicos en los Toyota | Toyota paraliza ocho de sus modelos en Estados Unidos

Lee a continuación: El mundo al revés, menos multas con el nuevo límite a 110 km/h

Ver todos los comentarios 9
  • Anónimo

    El caso Pedalgate no fué por las alfombrillas fué por una pieza propia del acelerador, lo de las alfombrillas es lo que nos quisieron colar al principio pero era más importante.

    • Anónimo

      El caso Pedalgate no fué por las alfombrillas fué por una pieza propia del acelerador, lo de las alfombrillas es lo que nos quisieron colar al principio pero era más importante.
      P.D: Me gusta lo de las fotos! Por eso he escrito dos veces para añadirla!

  • Efectivamente jmt46, de hecho en el propio artículo que enlazo se cita claramente. Se me cruzaron los cables…

    Lo de las imágenes es una herramienta muy útil, esperemos que os sirva de provecho para los debates e intercambios de opiniones que se crean en Diariomotor ;)

    Gracias por el aviso! Saludos!

  • Japo

    El caso pedalgate queda todavía lejos de considerarse cerrado, pero uno de sus frentes más polémicos se puede considerar sofocado con el anuncio por parte del Secretario de Transporte de EEUU de que no se han encontrado evidencias de fallos electrónicos en los coches de Toyota. Las palabras de Ray LaHood han sido además inequívocas: “El jurado ha regresado. El veredicto ha sido emitido. No hay causa de tipo electrónico para los acelerones a alta velocidad no deseados en vehículos Toyota. Punto”.

    Estas declaraciones se producen tras una concienzuda investigación en la que intervino la NHTSA (el organismo encargado de velar por la seguridad en las vías estadounidenses) y la propia NASA, que se sumó a las pesquisas oficiales a petición del Congreso. La agencia espacial examinó más de 280.000 líneas de código, pero ninguno de los fallos encontrados pudo causar aceleraciones involuntarias. La postura de Toyota es que los fallos atribuidos a los sistemas electrónicos fueron en realidad despistes de los conductores, que pudieron pisar el acelerador accidentalmente en lugar del freno.

    La investigación, sin embargo, no deja a Toyota sin mácula. Los problemas de aceleración súbita existen, pero son de tipo mecánico; concretamente, aceleradores con problemas de retención y alfombrillas de diseño defectuoso que podrían atascar los pedales. Queda por ver qué efecto tendrá esta noticia en las demandas interpuestas contra Toyota por víctimas y conductores que ven fallos electrónicos, alegando que defectos mecánicos como los mencionados no pueden explicar todos los casos de aceleraciones incontroladas.

    Fuente: otro blog muy famoso del motor.

    A nada que busqueis encontrareis que el anterior director de la nhtsa fue despedido y que tenia antecedentes por fraude.

    Saludos talivags

  • Japo

    Más novedades en el Caso Pedalgate. Parece que la NHTSA está dando la razón a Toyota sobre las causas de varios accidentes de aceleración incontrolada, a pesar de su desmentido previo. Un informe preliminar de la NHTSA, para los miembros del Congreso de EEUU, tiene conclusiones muy reveladoras.

    Investigando las “cajas negras” de 58 coches involucrados en accidentes, todos de 2007 o más modernos, revelaron que en el 60% de los casos no se pisó el pedal del freno antes de colisionar, o bien el conductor se equivocó de pedal y machacó el pedal del acelerador cuando su intención era la opuesta.

    Asímismo, descartan que los coches se pudiesen acelerar solos por un defecto en el acelerador electrónico. Se reconocen aceleraciones incontroladas por un atasco físico por un alfombrilla mal colocada o por un defecto mecánico de algunos pedales fabricados por CTS Corp (proveedor norteamericano) para el fabricante japonés.

    La marca está satisfecha con estas conclusiones, aunque se muestra partidaria de una auditoría independiente a ellos y a la NHTSA, para cimentar su credibilidad. Por otro lado, en el 40% de los accidentes, o el freno se pisó solo parcialmente (error del conductor) o el grabador de sucesos estaba averiado y no pudo informar.

    En los modelos Toyota inferiores a 2007 no se grababa de forma automática la posición de los pedales en los instantes previos al accidente, por lo que habrá que investigar a la vieja usanza. En cuanto a los coches llamados a revisión, el remedio sobre los pedales que podrían atascarse se ha revelado como efectivo según la marca.

    La mayoría de las quejas por aceleración incontrolada son anteriores a 2007, de modo que no podemos decir sin género de dudas que esto está terminando. De hecho, recientemente salió de la cárcel un conductor acusado de varios homicidios al sufrir una aceleración incontrolada en su Toyota Camry en esa época por atropellar unos peatones.

    Podemos resumir lo que se conoce sobre los pedales atascados de la siguiente forma:

    Ciertas alfombrillas de terceros, u oficiales marcadas como peligrosas (y retiradas en llamadas a revisión) podían provocar un atasco del pedal del acelerador o impedir el recorrido del freno.
    Algunos pedales electrónicos, fabricados por CTS Corp, podrían haber quedado atascados total o parcialmente por el desgaste de una pieza en condiciones difíciles de reproducir. Se está solucionando con una llamada a revisión de millones de unidades.
    En la mayoría de los casos, de momento, el factor humano apunta a la causa principal de los casos de aceleración incontrolada por confusión sobre el pedal correcto o por no aplicar toda la potencia de los frenos (siempre superior al motor).
    No se ha demostrado que, por un defecto electrónico en los aceleradores, estos pudiesen acelerarse solitos y sin posibilidad de que el conductor pudiese detener el coche.

    Estas conclusiones son válidas fundamentalmente para los modelos Toyota fabricados en 2007 o después. Coinciden los veredictos preliminares de la NHTSA con los resultados internos que llevó a cabo el fabricante. Pero en todos los casos, el frenado correcto (y a tiempo) podría haber evitado todos esos accidentes.

    Bastaba con liberar el motor de la transmisión con el punto muerto o “N” en los automáticos, aplicando el freno al máximo y sin dudar. Ha habido casos de gente que, al no aplicar frenos a tope, consumió las pastillas hasta hacerlas inútiles, y el motor “descontrolado” hizo el resto.

    En diversas demostraciones de Toyota o de conductores de Toyota se puede corroborar que la máxima presión sobre los frenos siempre detiene el coche, en punto muerto o no, siempre y cuando estén con el mantenimiento al día (como cualquier otro coche). Los responsables de Toyota en EEUU dormirán mejor a partir de esta semana.

    Fuente | Automotive News

  • Japo

    Y me parece muy inteligente por cierto leer todos los codigos de una centralita, los del clima o el cierre centralizado me parecen vitales para determinar estos casos de aceleracion subita

  • Pingback: Denuncian a General Motors por revisar coches de policías pero no coches civiles()

  • Mauro fernando quispe silva

    hace pocos dias salve milagrosamente en un accidente por súbita aceleracion de mi Hyunday Galloper Diessel 4×4.
    la conclusión de los mecánicos aqui en Perú, es que el turbo podrìa tener aceite que se gasifica con el calor y se comporta como un “carburador” enviando aceite gasificado como “combustible al motor.
    otros opinaron que la mezcla del Diessel adulterado, crea viscosidades que alteran el funcionamiento de la bomba de inyeccion de combustible.
    tengo informacion que Jeep ha tenido iguales problemas y otros, Asi que mejor verlo como un fallo de la evolucion de los motores por conseguir mejor desempeño. Pero solucionenlo Ya¡¡¡ està costando muy caro esto posiblemente. yo viví para contarlo, pero que esperan?

  • Mauro fernando quispe silva

    Es una làstima pero tengo la impresión que soslayan cualquier responsabilidad, tienen el poder para hacerlo, pero , encuentren la solución pronto, por que los casos van en aumento, y la sinceridad vale màs que el cinismo. a la larga.