comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normas de circulación

3 MIN

El fin de los vehículos con motor de combustión en las ciudades europeas podría tener fecha: 2050

Poca duda nos queda ya de que el futuro del automóvil está en mecánicas alternativas y en especial en los vehículos eléctricos, así lo cree la Unión Europea y lo hace saber proponiendo el objetivo de acabar con el uso de vehículos diésel y gasolina en la ciudad antes de 2050. Por otro lado para 2030 desearían haber cumplido el hito de que más de la mitad de la flota automovilística en Europa se componga de vehículos eléctricos.

Con esta medida la Unión Europea pretende restringir progresivamente el uso de los vehículos con motores diésel y gasolina (no híbridos) en las ciudades mediante peajes e impuestos hasta acabar por completo con la presencia de este tipo de automóviles en las urbes europeas. Mientras tanto la alternativa serían los automóviles híbridos, de hidrógeno y eléctricos así como el transporte público.

Según la Comisión Europea el objetivo es aumentar la movilidad y reducir las emisiones de CO2 hasta en un 60% para disminuir la dependencia de Europa de las importaciones de petróleo. Pero lo cierto es que tras esta medida también se esconde el interés de potenciar el uso de medios de transporte públicos como el ferrocarril y disminuir el uso del transporte privado.

Para entonces con los impuestos que gravarán a lo vehículos más contaminantes, obviamente con motores de combustión, y el encarecimiento del petroleo, la Unión Europea estima que hasta el 50% del transporte actual por carretera de media distancia (a partir de 300 km) habrá sido sustituido por el sistema ferroviario, en el que entrará en juego también la nueva infraestructura de alta velocidad que pretende conectar toda Europa.

Definitivamente queda cada vez más patente que la presión de la legislación irá limitando el uso de vehículos con motores de combustión hasta prácticamente hacer que su utilización sea injustificable en términos prácticos. Es comprensible que la clave del avance de los países que componen la Unión Europea está en la reducción del consumo energético y los derivados del petroleo, aunque recordemos que la obtención de combustibles alternativos requiere energía y la producción de energía eléctrica también se basa en gran parte en el consumo de combustibles, al menos hasta que todas las fuentes de producción eléctrica sean sustituidas por energías renovables.

¿Llegará el día en que los motores diésel y de gasolina quedarán relegados al uso lúdico de unos pocos nostálgicos? Probablemente.

Fuente: Europa Press | Finanzas.com En Diariomotor: La UE impone límites de CO2 a las furgonetas a partir de 2017 | La Unión Europea llega a un acuerdo sobre las emisiones | Así funcionan los puntos de recarga eléctricos