Tiger Avon, el lowcost de los “Caterham”

 |  @davidvillarreal  | 

Nos planteamos una situación habitual para cualquier amante de los automóviles y la velocidad. Buscas un segundo vehículo, atractivo y deportivo, algo para desahogarte. Lo normal, si no tienes una cuenta bancaria muy holgada, es recurrir al mercado de segunda mano. Pequeños GTI, coupés de los 90 con tracción trasera, clásicos cabrios… cualquiera de ellos podría ser una alternativa. Pero las gangas se resisten a aparecer y encontrar tu deseado coche de los domingos puede ser un auténtico suplicio

Es ahí donde los deportivos de tipo Caterham se convierten en la alternativa que probablemente te puede permitir liberar más adrenalina invirtiendo menos dinero. En este caso os hablaremos del modelo de entrada de Tiger Sportcars (también conocidos como Tiger Racing), una casa londinense de constructores de deportivos en la línea de Caterham. Capaces de hacer tus sueños realidad por apenas 12.000£ (menos de 14.000€ al cambio actual). ¿No está mal no?

El Tiger Avon es un sencillo biplaza ultraligero. Su carrocería y su chasis son tanto estética como funcionalmente similares a la de un Caterham. Morro alargado, brazos de las suspensiones independientes a la intemperie y un habitáculo estrecho y completamente descubierto con el espacio suficiente para piloto y copiloto. Las premisas más importantes son el ahorro en costes y sobretodo la durabilidad.

Una de las peculiaridades de Tiger Sportcars está en la flexibilidad que ofrecen a la hora de configurar tu juguetito de track day. Ellos disponen de sus kits deportivos de carrocería y chasis a los que se puede adosar una mecánica económica y picante. De hecho el Tiger Avon puede incluir desde motores de cuatro cilindros en línea procedentes de un Ford Sierra (motores OHC) o un Ford Mondeo (Zetec 16 válvulas), entre otros, hasta el motor sobrerevolucionado de una motocicleta.

Los kit más básicos, no obstante, se ensamblan con motores básicos de cuatro cilindros y cambio manual de cinco velocidades. Las “chucherías” que cada uno quiera equipar, por ejemplo sistemas de escape de alto rendimiento, ya se facturan aparte. Cualquier motor económico será suficiente para mover con soltura sus 595 kilogramos y hacernos pasar un buen rato.

Por supuesto, que si nuestro bolsillo nos lo permite, una de las mejores alternativas será el Caterham Superlight. Pero claro, estamos hablando de que por el precio de un Superlight podríamos tener dos Tiger Avon…

Fuente: Tiger Sportcars
En Diariomotor: Caterham 7 Superlight R300, toma de contacto en el Circuito del Jarama

Lee a continuación: El Ford Focus RS de tercera generación llegará en 2013 ó 2014

  • Jvi

    Sería importante que los asientos tuvieran cabezal, al menos. Aunque su uso sea preferentemente destinado al circuito…

  • .Motorhome.

    Hay muchos manuales, para construirte un Seven, tu mismo. Un chasis tubular y un motor.

    • Rojo_morao

      Es cierto pero algunos apasionados del motor como yo, no tenemos los conocimientos/herramientas/tiempo necesarios para poder construirlo.
      Me parece una excelente opción como Track Day Car, es difícil homologar para poder circular aquí en España?? 
      Más que nada porque me gustaría saber si se puede conducir hasta circuito sin necesidad de llevarlo en remolque.

      Un saludo