¿Debería un anciano de 100 años seguir conduciendo?

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Joaquín Roca es un entrañable anciano de la localidad de Liérganes (Cantabria) que a día de hoy acumula ya 99 primaveras. Pero no os quepa la menor duda que aún hoy en día seguirá escuchando ese cliché tan manido de “usted está hecho un chaval”. Sin ir más lejos dentro de poco cumplirá 100 años y si Dios lo quiere el bueno de Joaquín seguirá conduciendo su Citroën Dyane de finales de los 70 por las calles de su pueblo, tal y como lleva haciendo desde hace más de 60 años. Y es que su licencia fue renovada hace apenas tres meses por un año más.

La polémica está servida y nos recuerda una vieja problemática, ¿quién le dice al abuelo que deje de conducir? De momento tendremos que respetar la consideración de los profesionales que determinaron que Joaquín es un conductor apto. Él alega que tan sólo se mueve con su vehículo por las calles del pueblo, que en sus 60 años de conductor sólo fue multado en un par de ocasiones por mal aparcamiento y por saltarse un stop y que su automóvil es, más allá de un medio de transporte, la conexión que le permite mantener una vida social y no encerrarse en su casa a ver los días pasar.

Los médicos ya lo advierten. El momento en que un anciano debe entregar el carné de conducir supone un trauma suficientemente grande como para acelerar patologías mentales derivadas de la edad y demencia senil. ¿Pero deben estar expuestos el resto de conductores a ancianos cuyos reflejos pueden estar seriamente dañados?

En fin. Una vez más no quiero poner en duda la valía de Joaquín y de los profesionales que consideraron que con 100 años será apto para seguir ejerciendo la actividad de la conducción. Pero, ¿no creen que en muchos casos los controles médicos son insuficientes? ¿Acaso no deberían ser obligatorios cursos de reciclaje para conductores con X años de carné? No hace falta que nos vayamos a ancianos centenarios. Con que miremos en la cincuentena ya encontraremos a muchos conductores que cuando obtuvieron el permiso jamás se habían enfrentado a algo tan habitual como una rotonda, raquetas o vías de más de dos carriles.

Lo dicho. Es la seguridad de todos la que está en juego. Por tanto merece la pena que los encargados de ello reflexionen por un momento si sería necesario un cambio en este sentido.

Fuente: Europa Press
En Diariomotor: ¿Y quién le dice al abuelo que deje de conducir? | Destroza diez exóticos en tres años

Lee a continuación: Sensaciones fuertes en el Infierno Verde: una Kawasaki ZX-10R y un Fórmula 3000 en mojado

Ver todos los comentarios 21