Ducati Diavel AMG Special Edition, una moto italiana con toques alemanes

 |  @jose_garcia  | 

La colaboración entre AMG y Ducati empieza a dar sus frutos en forma del primer modelo de la marca italiana en llevar los emblemas de AMG fuera de la competición de primer nivel, puesto que las motos del equipo de Ducati MotoGP ya cuentan con los emblemas del preparador alemán en su carenado, aunque sólo como maniobra de marketing. Ahora esa alianza va un paso más allá con el lanzamiento de la Ducati Diavel AMG Special Edition.

Para la presentación de esta Ducati Diavel AMG Special Edition se ha elegido el Salón de Frankfurt como escenario, por lo que pese a su nacionalidad, se unirá a la orgía de novedades teutonas del país germano. Básicamente, esta edición especial, que suponemos será de edición limitada ya que cada moto montará una placa numerada en el depósito, es una renovación estética del modelo de serie con detalles de AMG y ciertos toques más lujosos en los materiales.

La base de esta edición especial ya es un modelo especial (válgame la redundancia), puesto que el modelo utilizado por AMG para la preparación es la Ducati Diavel Carbon, la versión más ligera gracias al uso de fibra de carbono en ciertas partes de su anatomía. Para combinar colores, nada mejor que el negro mate con el Diamond White Bright de AMG para las partes visibles del chasis, más aparte las zonas de fibra de carbono vista.

Los detalles que pone AMG son unas llantas con el diseño típico de cinco radios de los Mercedes AMG, las salidas de escape con un diseño similar al de sus coches y los emblemas en los laterales del depósito o las tomas de aire. El asiento también recibe el toque AMG con un nuevo tapizado en Alcántara, un material que dudo esté concebido para dejarlo al aire libre o las inclemencias del tiempo, pero que seguro aportará ese toque de distinción que buscan los que compren una moto de este tipo.

Fuente: Ducati
En Diariomotor: AMG y Ducati se alían en cuestión de marketing, Ducati Diavel, la muscle bike italiana

Lee a continuación: Pasión italiana: Ducati 1198 S contra Ferrari 458 Italia