Arcspeed, un deportivo eléctrico de origen australiano

 |  @vfdezd  | 

Cada pocas semanas, en Diariomotor os ofrecemos detalles de algún deportivo eléctrico surgido aparentemente de la nada. Con la paulatina introducción de los coches propulsados por electricidad, son muchos los empresarios que se aventuran a intentar fabricar su propio coche eléctrico con el que abrirse un pequeño hueco en el mercado. Tal es el caso de los responsables de la empresa australiana Arcspeed, que acaba de publicar los primeros detalles de un deportivo eléctrico homónimo.

Antes de analizar su parte técnica, echemos un vistazo a su aspecto, que en ningún momento hace pensar que estemos ante un eléctrico a no ser que nos fijemos en detalles como la ausencia de colas de escape. De hecho, cuando el proyecto arrancó la idea era crear un deportivo movido por propulsor de gasolina, pero la tendencia ha hecho que los responsables cambiaran de opinión. Pese a ello, el diseño es una continuación de las primeras intenciones, de ahí que a grandes rasgos aparente ser un deportivo de motor central.

Llama la atención la escasa altura del coche, perfecta para conseguir un centro de gravedad bajo. La electricidad no está reñida con la deportividad, y de hecho el Arcspeed tiene un parabrisas delantero reducido a la mínima expresión que le da ese toque speedster bastante atractivo, a pesar de que el diseño general no genere especial entusiasmo. Puede que este diseño tenga parte de su inspiración en el mítico AC Cobra, ya que el principal promotor de la empresa tiene una fábrica de réplicas de este coche en Sydney.

Para todos aquellos que sigan Tecmovia (y si no lo sigues, ¿a qué esperas?) la motorización del Arcspeed es la misma que la del Varley EVR450 analizado hace unos días. Por aquel entonces no se sabía ningún dato relevante del motor, pero ahora se ha adelantado que su par máximo es de 521 Nm. Va situado sobre el eje trasero, mientras que las baterías que lo alimentan están distribuidas por los bajos del vehículo. El Arcspeed acelera de 0 a 97 km/h (0-60 mph) en 3,8 segundos, exactamente la misma cifra que el Varley EVR450.

Como suele ocurrir en estos casos, la unidad protagonista de las fotografías y del vídeo no es ningún ejemplar de calle, sino que es un prototipo exhibitorio. Si todo continúa la marcha prevista por sus creadores, el Arcspeed comenzará a fabricarse en serie dentro de aproximadamente un año, a un precio inferior a 100.000 dólares (algo más de 72.000 euros al cambio actual). ¿Será otro proyecto más que queda en el baúl de los recuerdos, o Arcspeed llegará a consolidarse como fabricante? El tiempo lo dirá.

Fuente: WCF | Inside Line
En Diariomotor: Exagon Furtive eGT, un deportivo eléctrico con diseño francés | Teewave AR.1, así es el deportivo eléctrico de Gordon Murray | Quimera AEGT y Rimac Concept One: dos superdeportivos eléctricos ”indies” en el Salón de Frankfurt

Lee a continuación: Renault Kangoo Z.E., ¿cuánto aguanta una furgoneta eléctrica con conducción deportiva?

  • Diego

    Faros de RX8 y faros traseros de Supra