A subasta el increíble Cord 810 Phaeton de Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin

 |  @sergioalvarez88  | 

Mañana se celebra en Londres la subasta True Greats, de la casa Coys Auctions. Entre otros vehículos se subasta un Cord 810 Phaeton de 1936, que ya de por sí sería digno de mención. Pero es que además es un Cord 810 Phaeton que perteneció a Jimmy Page, genio musical y ex-guitarrista de Led Zeppelin, una de las bandas más influyentes de la historia del rock. El ejemplar a subasta se encuentra en un estado ejemplar y se espera que su precio final alcance las 100.000 libras esterlinas.

Conozcamos un poco más al Cord 810 Phaeton. En primer lugar, su diseño. Líneas puramente americanas, un estilo opulento de preguerra. Imponente, pero muy elegante. En su día, fue el coche de las estrellas de Hollywood y de los grandes magnates, hasta el punto de ser considerado un Duesenberg en miniatura. Todo nació de la mente de E.L.Cord, fundador de Cord Corporation, un negocio millonario altamente diversificado que incluía Auburn Automobile Company, la fabricante de estos vehículos.


La filosofía de Cord era producir vehículos muy innovadores, con derroches de diseño y estilo, además logrando un buen beneficio en sus ventas. Los faros eran escamoteables, de la marca Stinson, adaptados del tren de aterrizaje de un avión. Tenía limpiaparabrisas eléctricos de velocidad variable y radio. Sobra decir que eran vehículos de gama muy alta, con precios prohibitivos para el americano medio. El Cord 810 fue presentado en el Salón de Nueva York de 1935, donde la avalancha de pedidos asombró al propio fabricantes.

Poco más de 1.000 unidades fueron producidas y vendidas entre 1936 y 1937, antes de que la marca Cord desapareciese. El motor que movía a este espectacular cabrio era un Lycoming V8 de 4.7 litros de cilindrada, cuya potencia era de 125 CV. Este motor estaba asociado a una caja de cambios semi-automática de cuatro relaciones, que tenía bastantes problemas de fiabilidad: las marchas se “salían” sin motivo aparente. El motor tenía problemas de encendido que también afectaron a la fiabilidad.


Los problemas fueron solucionados, pero ya era demasiado tarde. La reputación de Cord estaba manchada, y el lanzamiento del Cord 812 – con caja de cambios mejorado y el mismo propulsor, sobrealimentado a los 170 CV – no consiguió remediar la situación financiera de la compañía. El magnate E.L.Cord decidió cerrar la marca Cord y enfocarse en otros negocios. No obstante, los Cord 810 y 812 son hoy piezas de culto al diseño y a la forma sobre la función. ¿Alguien me deja unos euros para la puja?

Fuente: Classic Driver
En Diariomotor: A subasta un exclusivo 1969 Ford Mustang Boss 429 original | Subastado el Austin-Healey que causó el peor accidente de la historia del automovilismo | El automóvil funcional más antiguo de la historia se subasta por 4,6 millones de dólares

Lee a continuación: Volkswagen Eos 1.4 TSI Sport, a prueba (II)

  • AB

    Y además fué uno de los primeros coches de tracción delantera…

  • Es una pieza de arte sin dudas, pero como que siempre he visto este auto como si un camión le llevase el frente.

  • Juanmoreno70

    Sin duda, una de sus escaleras al cielo

  • Pingback: Franay-Bentley Mark VI, puro sexo sobre ruedas()