Renault Twizy, presentación y prueba en Ibiza (III) Dinámica: Twizy 45 y Twizy 80

El Renault Twizy es definitivamente un vehículo divertido, directo y acostumbrados a las asistencias de los automóviles de hoy en día, espartano. La dirección cuenta con la precisión de un bólido cuyos ejes sobresalen por delante y por los lados de la carrocería, además carece de cualquier tipo de asistencia. Les diré que pese a su altura su manejo es muy parecido al de un kart, salvando que el recorrido del volante es de 2.8 vueltas para garantizar un radio de giro imbatible de sólo 3.4 metros, lo cual nos permite cambiar de sentido en prácticamente cualquier calzada y maniobrar con facilidad en calles y aparcamientos extremadamente estrechos.

Por si no fuera poco el tamaño del Renault Twizy permite optimizar su aparcamiento en plazas de garaje estrechas, aparcar hasta tres Twizy en una plaza de garaje normal o incluso un vehículo de pequeño tamaño (por ejemplo un Renault Clio) y un Twizy a la vez, ahorrándonos el alquiler o la adquisición de una plaza de garaje adicional para este segundo o tercer coche. Opcionalmente se puede contar con sensores de aparcamiento, lo cual puede parecer absurdo dados sus 2.34 metros de longitud, pero muy prácticos para evitar rozar los pasos de rueda posteriores.

Renault Twizy en Ibiza

Twizy 80: con carné B y hasta 80 km/h de velocidad máxima

Durante nuestra prueba los viandantes y otros conductores nos preguntaban si el Twizy puede circular por autovía. El Twizy 80 sí, pero requiere de licencia B (carné de conducir) para conducirlo en España.

Nuestra prueba dinámica prácticamente giró en torno al modelo Twizy 80 (a partir de 5.409€), es decir, el más potente y apto para circular por autovías y que por ello requiere licencia B para conducirlo. Técnicamente no puede ser más sencillo. Un motor eléctrico asíncrono situado en la base, en la zona posterior, se encarga de dar tracción al eje trasero con un pico de potencia de 17 CV y un par máximo de 57 Nm. No existen marchas, técnicamente sólo existe una marcha. El único dispositivo que podría asemejarse a una caja de cambios es un reductor que se encarga de ajustar las revoluciones y la entrega del motor. En cualquier caso el empuje es constante y bien calibrado para evitar pérdidas de tracción en la salida y que la aceleración sea uniforme, la suficiente para la mayoría de las situaciones a las que se enfrentará un concepto tan urbano como el Twizy.

El Twizy 80 debe su nombre a su limitación para no alcanzar más de 80 km/h. En la práctica es posible llegar a unos 90 km/h con pendiente, más es complicado sino imposible, dado que en vez de seguir acelerando por inercia se reserva energía para ahorrar electricidad. Su aceleración es discreta, pensemos que el 0 a 45 km/h lo cubre en 6.1 segundos. Aún así es muy ágil moviéndose entre el tráfico urbano, incluso si tenemos que efectuar adelantamientos a baja velocidad puesto que al ser tan estrecho (1.38 metros de anchura incluyendo espejos retrovisores) no necesitamos ocupar todo el carril para rebasar al vehículo que nos precede.

Renault Twizy en Ibiza

Un chasis con bastante aplomo pero carente de ayudas electrónicas

Pese a sus dimensiones, el tarado rígido de los amortiguadores y los ejes por fuera de la carrocería hacen que los balanceos del Renault Twizy no sean excesivos.

Pese a su altura es bastante estable, las suspensiones son pseudo-Mc-Pherson y el tarado de los amortiguadores algo rígido para compensar sus dimensiones, aunque razonablemente cómodos si tenemos en cuenta las limitaciones técnicas del Renault Twizy. Carecer de avanzados controles de tracción y estabilidad electrónicos hace que negociar con rapidez un obstáculo a velocidades urbanas, por ejemplo una esquiva, o un volantazo, sean más delicados que hacerlo por ejemplo con un Smart Fortwo. Pero una vez más pensaremos en una scooter o un quad, con los que una maniobra de ese tipo nos llevaría al suelo.

En ningún caso parece que sea fácil volcar. No probamos a practicar una prueba del alce, ni mucho menos, pero los balanceos no son más acusados que los de un Smart Fortwo. Es más, su diseño de ejes por fuera de la carrocería ha debido influir notablemente a la hora de conferir la estabilidad que se aprecia en marcha.

Renault Twizy en Ibiza

La falta de asistencia en la frenada la compensan frenos de disco en las cuatro ruedas

Unos neumáticos muy estrechos y la ausencia de asistencias de frenada hacen que el pedal del freno sea duro y que en una frenada de emergencia sea sencillo bloquear las ruedas con el asfalto no sólo con lluvia, sino mínimamente resbaladizo.

En su estabilidad también influye el hecho de contar con neumáticos bastante estrechos, 125/80 R13 delante y 145/80 R13 detrás. De serie utiliza Continental EcoContact y opcionalmente (imaginamos que en el Norte de Europa) se comercializará con neumáticos de invierno ContiWinterContact.

Cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas algo importante y casi determinante si tenemos en cuenta la ausencia de asistencia de frenada. El pedal de freno se muestra por ello pesado y la frenada es poco efectiva salvo que pisemos con insistencia el freno, incluso a sabiendas de que en la frenada contribuye la retención del sistema de recuperación de energía. Únicamente frena al pisar insistentemente el pedal de freno, siendo entonces demasiado fácil bloquear las ruedas si el asfalto está algo resbaladizo, como sucedió en nuestra prueba en mojado.

Renault Twizy en Ibiza

Autonomía urbana homologada de 100-120 kilómetros, real por debajo de los 70 kilómetros

El Renault Twizy debería venir acompañado de un manual o un curso de conducción eficiente. Los resultados practicando una conducción cuidadosa pueden ser sorprendentes y alargar considerablemente la autonomía.

El Renault Twizy presume de una autonomía urbana de 100 kilómetros, 120 kilómetros si hablamos de la versión Twizy 45. Evidentemente en condiciones normales y con circulación por vías que requieran ir a mayor velocidad es difícil que obtengamos una autonomía superior a los 70 kilómetros.

Durante nuestras pruebas la realidad es que la autonomía estaba más cerca de los 50 kilómetros que de los 70, lo cual no deja de ser un buen resultado si tenemos en cuenta que no fuimos cuidadosos a la hora de ahorrar energía eléctrica y que buena parte del tiempo fuimos a velocidades por encima de los 60 km/h llegando incluso a superar el límite de 80 km/h del Renault Twizy.

La recarga se efectua empleando un cable de carga de espiral de tres metros que se encuentra alojado en una pequeña tapa en el frontal. El cargador está integrado y una carga completa puede efectuarse en aproximadamente 3 horas y media en cualquier enchufe convencional. Las baterías se ofrecen en un formato de alquiler, entre 50 y 70€ al mes dependiendo de la versión (Twizy 45 o Twizy 80) y del kilometraje anual que se realice.

Renault Twizy en Ibiza

Renault Twizy en Ibiza

Twizy 45: no requiere carné de conducir (licencia B)

Por las limitaciones de un eléctrico, de velocidad y autonomía, el Twizy 45 es el modelo que tiene más sentido si podemos prescindir de movernos por autovías.

Por último tuve ocasión de ponerme al volante del Twizy 45, una versión limitada para poder recibir una homologación que permita su conducción en España (y otros países europeos) sin carné de conducir (licencia B). Su potencia es de tan sólo 5 CV, lo cual se nota, pero definitivamente no es un handicap importante para cualquier trayecto urbano. Su velocidad está limitada a un máximo de 45 km/h, lo cual nos impedirá salir a autovías. Probarlo por las callejuelas del casco urbano de Ibiza nos permitió comprobar las ventajas de la maniobrabilidad y el tamaño del Renault Twizy, pero también las dificultades para asumir una pendiente bastante pronunciada con adoquines resbaladizos por la lluvia.

Por tener un precio muy competitivo, desde 4.917€ con ayudas del gobierno, y por el hecho de ser más que suficiente para moverse en el ámbito urbano, nos parece sin duda la opción más recomendable. Únicamente recomendaríamos el Twizy 80 a aquellos que necesiten salir a vías rápidas y autovías.

Renault Twizy en Ibiza

Precios del Twizy

Urban 45: 4.917€
Color 45: 5.128€
Technic 45: 5.479€
Urban: 5.409€
Color: 5.620€
Technic: 5.972€

Renault Twizy en Ibiza

En Diariomotor: Renault Twizy, entre 4.917€-5.972€ con 5 y 17 CV

Lee a continuación: Renault Twizy, presentación y prueba en Ibiza (II) Diseño: puertas y habitáculo

El Renault Twizy no es exactamente un coche, sino un cuadriciclo eléctrico biplaza en el que el conductor se sienta delante y el pasajero detrás en posición de tándem y en un asiento más bien pequeño pensado para llevar bolsas más que personas. En principio no tiene puertas y puede conducirse con carné de moto pequeña. Es 100% eléctrico y está pensado exclusivamente para el transporte urbano.

Ver todos los comentarios 11

El Renault Twizy no es exactamente un coche, sino un cuadriciclo eléctrico biplaza en el que el conductor se sienta delante y el pasajero detrás en posición de tándem y en un asiento más bien pequeño pensado para llevar bolsas más que personas. En principio no tiene puertas y puede conducirse con carné de moto pequeña. Es 100% eléctrico y está pensado exclusivamente para el transporte urbano.