Experiencia telemática ALD ProFleet 2: con el “gran hermano” vigilando todos tus movimientos

 |  @davidvillarreal  | 

¿Se imaginan que su conducción estuviera siendo monitorizada en todo momento? ¿Tener un ojo detrás que vigila y controla todos sus movimientos? El acto de llevar el volante de un vehículo se ha convertido en un vínculo íntimo entre el conductor y su máquina y, faltaría más, los pasajeros que lleva a bordo. Tan cierta es esta afirmación que casi nadie aceptaría el control de un espectador ajeno y extraño, aunque en ciertos casos esto tenga importantes aplicaciones prácticas.

Durante una semana acepté conducir un vehículo dotado de un sistema telemático denominado ProFleet 2, desconociendo muchos parámetros que inconscientemente estaban quedando registrados en una máquina. El objetivo era comprobar la utilidad de un dispositivo desarrollado por ALD Automotive (una de las empresas de renting de vehículos más importantes en Europa) específicamente para la gestión de flotas. Por tanto no se trata, ni mucho menos, de un equipo avanzado de espionaje ni de una lacra para la privacidad del conductor, sino una aplicación efectiva para facilitarle la labor a empresas que manejan decenas y cientos de vehículos y aumentar la efectividad y la productividad de su trabajo.

Así funciona el sistema ProFleet 2 de ALD Automotive

El sistema ProFleet2 de ALD Automotive está pensado sobre todo para flotas de vehículos y alquiler.

El funcionamiento del sistema ALD ProFleet 2 lo analizamos recientemente en Tecmovia. El dispositivo nos identifica antes de accionar el contacto en el vehículo, ya sea mediante una tarjeta magnética o mediante una llamada gratuita desde nuestro teléfono móvil. A partir de ahí la traza de nuestra ruta quedará registrada, la velocidad a la que circulamos, los consumos parciales, las paradas efectuadas y demás, aunque el número de parámetros que pueden monitorizarse únicamente depende de la petición del cliente para instalar más o menos sensores y periféricos.

El sistema reacciona ante determinadas incidencias configuradas por el cliente, enviando una alerta al servidor. Las incidencias pueden ser varias: paradas demasiado largas o no autorizadas, no pasar por un punto de control, consumos muy elevados, excesos de velocidad, conducir sin el cinturón de seguridad puesto…

Este tipo de dispositivos siempre incluyen una opción que permite discernir entre el modo de trabajo y el modo ocioso, para impedir que se vulnere la privacidad del conductor.

Telemática, todo un filón para las compañías aseguradoras

La telemática puede ser muy útil para aseguradoras o incluso para determinar la culpabilidad de un accidente.

En algunos países los sistemas de monitorización se están imponiendo como una de las soluciones más utilizadas por las aseguradoras para cierto tipo de clientes (jóvenes, conductores de deportivos o vehículos “especiales” para la compañía de seguros). Generalmente ya sabemos que cualquier imposición de una compañía de seguros siempre tiene una razón de ser, generalmente “cubrir las espaldas” de la aseguradora. Pero pensemos un escenario muy interesante, el del buen conductor que respeta todos los límites de velocidad y por ello podría verse gratificado con un descuento o con primas especiales en su póliza.

ALD Automotive nos ofreció otro escenario también muy interesante. El sistema podría registrar las condiciones en que hemos sufrido un accidente y tal vez determinar si tuvimos o no la culpabilidad. Desconozco hasta que punto y bajo los límites de la ley puede emplearse el registro de información de la telemática como prueba en un juicio, pero no cabe duda de que podría resultar muy útil o incluso crítico para que los investigadores determinen la culpabilidad de un conductor.

¿Estará condicionada mi conducción por el sistema que registra mis movimientos?

Es imposible no estar condicionado al saber que tus movimientos están siendo registrados. Aún así, es fácil evadirte y olvidar que alguien te está viligando.

Durante la semana que pude probar el sistema trate de hacer mi conducción habitual, a fin de cuentas mis “incidencias” no iban a tener más represalias que las posibles infracciones de tráfico que pudiera captar un agente de la ley. Aún así es difícil no verse condicionado por ese “Gran Hermano” escondido en algún sitio que registra todos tus movimientos. Y por otro lado también es fácil desconectar y olvidarte de que alguien está vigilándote, puesto que probablemente la mayoría de los conductores únicamente nos hemos visto en una situación similar en el momento en que nos enfrentamos al examinador para obtener la licencia para conducir.

Las aplicaciones prácticas del sistema son realmente sorprendentes. Imaginen que una flota de vehículos podría estudiar de qué forma ahorrarse un buen puñado de euros en combustible por cada vehículo mejorando los hábitos de sus conductores, optimizar rutas, mejorar la seguridad al volante…

Por último os lanzo una pregunta un tanto personal: ¿estarían dispuestos a ser monitorizados para reducir significativamente su póliza de seguros?

En Tecmovia: ALD ProFleet 2, telemática: la solución más efectiva para gestionar una flota | ALD ProFleet2, telemática para flotas [Laboratorio Tecmovia]

Lee a continuación: Pit-Bull VX, siéntete un auténtico SWAT con tu propio blindado

  • uchal

    Cuando leo artículos como éste no puedo evitar acordarme de una excelente novela de George Orwell; 1984. Cuando salió a la luz ya nos advertía de la posibilidad de una sociedad marcada por la distopía, y cada vez pienso que poquito a poquito nos estamos acercando a ella. Seguramente nosotros no la conozcamos, pero como sigamos a este paso quién sabe si lo harán nuestros nietos o bisnietos.  

  • Juan Ignacio Gil

    No había algo parecido que sacó Mafre hace unos años?

  • Pingback: mBrace, la tecnología de Mercedes-Benz que ayudó a capturar a los terroristas de Boston()