comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

Los planes de la DGT para mejorar la seguridad vial en 5 puntos

La DGT nos ha adelantado las cinco líneas de actuación en las que se trabajará durante los próximos años para mejorar la seguridad vial y hacer que el transporte rodado sea más sostenible, un plan a corto plazo que tratará de mejorar el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2010-2020 vigente. Principalmente se trabajará en la mejora de la vigilancia y los sistemas de información existentes, el reajuste de las velocidades máximas que ya os veníamos comentando a lo largo de esta semana y fomentar la seguridad vial.

La mayoría de las medidas han sido perfiladas fugazmente y aún no se han detallado algunas de las actuaciones concretas que se llevarán a cabo para mejorar los aspectos que se plantean. No obstante, estamos ante una declaración de intenciones de la reforma de la normativa vial que se practicará paulatinamente en los próximos años.

1. Mejoras en los sistemas de información. Se implementarán nuevas bases de datos más eficaces para analizar la siniestralidad en las carreteras. Entre otras cosas se reformará el indicador de fallecidos a 30 días para obtener cifras veraces y no estimadas. Recordemos que el anterior director de la Jefatura de Tráfico fue muy criticado por la publicación de unas cifras de siniestralidad, según muchos, adulteradas o poco realistas por cuantificar únicamente los fallecidos en las 24 horas posteriores al accidente. De ser así intuimos que inexorablemente las cifras que se publiquen no serán tan halagüeñas como hasta ahora, pero al menos sí podrán ser una referencia veraz de la situación de nuestras carreteras.

2. Reforma del sistema de obtención y recuperación del permiso de conducir. Sin que se detalle exactamente como llevarán a cabo esta actuación, se plantea una informatización del examen teórico y suficientes mejoras en el práctico que hagan que, según palabras de la DGT, “el aspirante obtenga los conocimientos y aptitudes para llevar a cabo una conducción responsable”. Sin duda alguna es necesario que se mejore la formación de los conductores y deje de ser ese trámite por el cual demostramos que apenas sabemos dirigir el coche moviendo un volante, pisando los pedales, cambiando marchas y aparcando sin subirlo al bordillo o chocar con los coches adyacentes.

3. Apoyar a los colectivos discapacitados. Entendamos que para una persona discapacitada la labor de conducir un automóvil va mucho más allá de la necesidad de un medio de transporte privado, buena parte de sus aspiraciones de integrarse como cualquier otro en la sociedad pasan por contar con las mismas oportunidades y el permiso de conducir para ella es indispensable. Tampoco se detallan actuaciones concretas. Sí se menciona que también se tratará de apoyar a colectivos vulnerables como peatones, ciclistas y motoristas.

4. Mejora de la seguridad. Bajo esta premisa tan genérica y global sí que se detalla que se trabajará duro para asegurarse del uso de los sistemas de retención, cascos, la modernización del parque de vehículos y en general el apoyo a todos aquellos sistemas pensados para mejorar la seguridad de los automóviles. Se extremará la vigilancia de los límites de velocidad y harán que estos sean más flexibles y razonables, por ejemplo, con la medida que anunciábamos hace unos días de establecer señales luminosas dinámicas para gestionar límites de velocidad variables en autovías y autopistas.

5. Mayor control del consumo de drogas, alcohol y medicamentos. Los controles de alcoholemia y drogas se realizarán aleatoriamente, independientemente del lugar, el día y la hora. La novedad más importante será que en cualquier momento también se nos podrá practicar un control de consumo de medicamentos incompatibles con la conducción. Según la DGT en sus controles aleatorios descubrieron que el 20% de los conductores analizados habían dado positivo en consumo de drogas ilegales.

Fuente: DGT En Diariomotor: Límite de velocidad variable en autovías y autopistas: la nueva medida tras los 90 km/h en vías secundarias