El alcohol y las drogas decisivos en los fallecimientos en accidentes de tráfico en 2011

 |  @davidvillarreal  | 

Recién entraba este año procedía como de costumbre analizar las cifras de la siniestralidad en las carreteras en 2011, con más retraso y dado que requiere de un estudio pormenorizado, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INT) nos facilitaba los detalles de los análisis que han pasado por sus dependencias. Un dato demoledor, que matizaremos convenientemente a continuación, revela que un 45% de los conductores fallecidos estudiados, había consumido alcohol u otras sustancias estupefacientes.

Es indudable que existe una relación causa-efecto entre alcohol y siniestralidad, y tal y como revela este estudio, también en fallecidos directos independientemente de que el fallecimiento sucediera en la vía pública o en un hospital. En total la muestra analizada fue de 969 casos que las autoridades encargaron al INT, no son todos, pero sí una buena parte de los cerca de 1.500 contabilizados (cifra que refleja también a los acompañantes) en 2011 y de otros muchos que por el sistema de contabilización de la DGT no engrosaron las estadísticas que se nos proporcionaron recién entrado el año 2012.

Para darle más importancia al estudio pensemos que en este caso la mayoría de las víctimas analizadas eran conductores (710), por lo que la muestra es lo suficientemente importante para que los resultados nos hagan recapacitar.

Análisis de las estadísticas de positivos en conductores y peatones

La presencia de alcohol en sangre en peatones, en un 42%, es similar a la existente en conductores fallecidos en un siniestro.

Los tramos de edad que más fallecidos tuvieron, con resultado positivo en las pruebas, durante 2011 fueron de entre 21-30 años y 41-50 años, seguidos muy de cerca por los de 31-40 años. 187 conducían turismos y 85 una motocicleta, lo que en proporción debería mostrarnos que el peligro de sufrir un siniestro grave en moto tras haber tomado alcohol o drogas es considerablemente mayor. Por otro lado 295 eran varones y sólo 21 mujeres.

De los positivos. El alcohol estuvo presente en un 72.78% de los casos, las drogas en un 33.54% y otro tipo de psicofármacos en un 21.20%. En algunos casos el positivo se produjo de varias sustancias.

Si suman todas las cifras verán que tal vez no salgan las cuentas, y es que de los 969 casos analizados 192 eran peatones y sólo 67 acompañantes. Y es que en el caso de los peatones que se encontraban en la vía pública cuando sufrieron el accidente, la estadística no es muy diferente de la de los conductores, pues un 42% de los fallecidos habían dado positivo en las pruebas de alcohol y drogas.

Conclusión. El número de fallecidos asociados a conducción y alcohol y/o drogas es suficientemente elevado como para que la concienciación en ese sentido siga adelante. El peligro aún es mayor en el caso de los motociclistas. Y por último el peatón debería tener muy presente que el riesgo de sufrir un accidente no sólo depende del ejercicio de la conducción, sino también de los riesgos que se pueden tomar por circular por zonas indebidas o frecuentadas por conductores que sí pueden presentar un exceso de alcohol o psico-tóxicos en sangre.

Si desean más información y detalles pueden leer el estudio en la web del Instituto de Toxicología.

Fotografías: DGT | David Villarreal – Diariomotor
Fuente: Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses
En Diariomotor: Un año más, la siniestralidad en las carreteras desciende | Medicamentos y conducción: no te la juegues con un “mal viaje” | Los planes de la DGT para mejorar la seguridad vial en 5 puntos

Lee a continuación: ¿Cómo nos afectarán a los conductores las reformas del Gobierno español?

  • Si un 72% no es suficiente estadística como para poner obligatorio el alcoholímetro para arrancar el coche, no sé que más datos son necesarios.

    • Anónimo

      Por si las moscas he corregido y puntualizado que ese 72% era de los positivos que se obtuvieron. Lo que quiere decir que el restante consumió drogas o farmacos y en algunas cosas ambas cosas a la vez.

    • Porque entonces no se recauda en multas

  • Anónimo

    Opino que el alcoholímetro ha de ser un accesorio recomendado (casi obligatorio) en el coche y que se debería considerar como el chaleco reflectante o los triángulos…